Empleo

Una Hora De Abrazos Y Caricias Por Poco Más De 60 Dólares

noticias insolitasEso ofrece la nueva tienda de Samantha Hess y si eso no te sorprende tal vez el número de solicitudes que ha obtenido sí lo haga… ¿listo? En tan solo una semana ya tiene 10.000 solicitudes.

Samantha abrió su «negocio» en Portland, Oregón, donde ofrece sesiones de una hora que incluyen caricias en cabello, tomarse de las manos y una gama de diferentes posiciones abrazo, todo tan sólo por $ 60 (£ 40).

Y tan bien va que ya ha tenido que aumentar el personal de 1 a 4, pues con tanta solicitud ella era incapaz de cuidar de sí misma.

La idea le surgió después de un momento difícil que atravesó en su vida, con el pretende ofrecer un consuelo.

Las sesiones se filman para garantizar la seguridad del prestador de servicio y del cliente. Y antes de poder iniciar cualquier sesión los clientes firman una renuncia acordando que será limpio, cortés y mantendrán su ropa.

Estándar
Sociedad

El Joven Ornitorrinco Tras 7 Años De Transformación

noticias insolitasDesde pequeño Jenya Bolotov, un joven ruso, ha tenido una extraña obsesión por los ornitorrincos, a tal grado que ha estirado 8 parte de su cara para tener un aspecto similar al mamífero.

Han pasado 7 años ya siente haber conseguido el pico de pato como el de un ornitorrinco, como siempre lo quiso.

¿Cómo llegó a esto? Según explica a Metro Uk, desde pequeño él sentía que no pertenecía al mundo de los humanos, era tímido y sabía que necesitaba hacer algo para cambiar la situación.

A los 12 años comenzó a experimentar con los piercing y luego un amigo le dijo que conocía algo que podría dejarle la boca como un pico de ornitorrinco. Encantado con la idea comenzó el proyecto ornitorrinco.

Sus modificaciones corporales incluyen dos agujeros a cada lado de su nariz, tapones gigantes en los labios para dar a sí mismo un «pico», un agujero en su tabique y en los lóbulos de las orejas para estirarlas.

El joven, de ahora 26 años, es la primera persona en conseguir el puente de la nariz estirada. «Me encanta el ornitorrinco – la forma de mirar e incluso la palabra «ornitorrinco» en sí. Me gusta la forma en que se ven ahora mi cara y los labios estirados, como un proyecto de ley ornitorrinco.», explicó.

Sus labios son ahora de 58 mm de ancho en el labio inferior y 33 mm en el labio superior. Con todo el dice que puede comer, hablar y hablar por teléfono al igual que todos los demás. Y asegura que nada ha cambiado en absoluto.

Estándar