Vida En Familia

Un Juez Impide A Unos Padres Llamar A Sus Hijas Fresa y Nutella

noticias insolitasEn España están prohibidos «los nombres contrarios a la dignidad o al decoro de la persona por resultar irrespetuosos, soeces, ridículos, vergonzosos o vejatorios». Tampoco los que resulten «inusuales o inadecuados para designar a una persona por distintas razones, así por invocar comúnmente animales, cosas y en general, conceptos que no se identifiquen con seres humanos».

Bajo estas premisas, son muchos los padres de nuestro país que llaman a sus hijos Shakira, Rihanna, Justin, Stalin, Mao o Kennedy. También Canuto. Pero no se puede llamar a una niña Mandarina -porque es el nombre de una fruta, y por tanto, de algo no humano- o Computador, por el mismo motivo.

En Francia ocurre algo similar, pero por motivos diferentes. Así lo hemos sabido tras saber que unos padres galos han tratado de llamar a sus hijas Fresa y Nutella, según informa El Confidencial, pero las autoridades no se lo han permitido. ¿El motivo? «Podrían ser objeto de burlas y comentarios groseros».

Una pareja de Valenciennes (población cercana a la frontera con Bélgica) que quería llamar a su hija con el nombre comercial de la famosa crema de cacao. Pero aunque los propios funcionarios del Registro intentaron sin éxito convencerles de que era una mala idea, los progenitores no cejaron en su intento hasta que un Tribunal de Familia les negó el derecho a hacerlo.

Y no solo eso. Como los padres no querían inscribirla con otro nombre, fue el juez el que decidió como va a ser llamada el resto de su vida: Ella. No sabemos si el magistrado lo eligió como sufijo del nombre del dulce o porque simplemente le gustaba.

Mucho más bonito es el nombre con el que otra pareja francesa intentó llamar a su hija. «Fresa» querían que fuera, pero les pasó lo mismo que a los que quisieron usar «Nutella»: las autoridades no se lo permitieron. Esta vez, el juez les dijo que no podían llevar a acabo su plan porque la pequeña «recibiría burlas a lo largo de su vida». Aceptaron la sentencia y en su lugar, llamaron a la pequeña Fraisine, que suena parecido (fresa se dice fraise), pero que esta vez sí que es un nombre de personas, aunque algo antiguo, ya que data del siglo XIX.

En Francia los funcionarios del Registro Civil pueden negarse a inscribir el nombre de un niño si consideran que éste les va a suponer problemas en la vida adulta e informar al fiscal del Tribunal de Familia para que inicie los trámites que considere oportunos.

Estándar
Sexo

Se Divorció Porque Su Mujer No Gemía

noticias insolitasZIMBABUE.- Dicen que el amor puede superar cualquier barrera y diferencia, pero este no parece ser el mejor ejemplo de esto. Wilfred Mashaya le dijo a Barbara Masinire, un juez de Zimbabue, que quiere divorciarse de su mujer, Sharlone Masvinge, ya que ésta no hace «sonidos sexuales» cuando tienen relaciones.

Según remarca la prensa local, Wilfred se presentó en la Corte Civil y pidió una orden de restricción contra su esposa. «Tuve que darle un aviso de divorcio porque no estamos disfrutando del matrimonio. Incluso cuando dormimos juntos ella parece infeliz y no hace ningún sonido sexual», afirmó

«Mi esposa es violenta y siempre me provoca atacarla. Tengo un cinturón negro en karate y tengo miedo de que si ella se burla de mí, me haga reaccionar y termine haciéndole daño», añadió.

En su defensa, Sharlone, dijo que su marido la quiere fuera de la casa, ya que éste tiene una relación extramarital. «Está inventando historias, todavía soy su esposa», concluyó.

Estándar
Biología

Autoridades Le Ordenan A Perro Que No Ladre

noticias insolitasCROACIA.- Un perro residente de la villa de Peroj, está advertido por la corte local: si ladra, sus dueños recibirán una multa de decenas de miles de pesos.

Los dueños de Medo señalaron que el conflicto comenzó cuando el can comenzó a ser molestado por una de sus vecinas. A pesar de que las personas insisten en que su perro es sumamente tranquilo y solo le ladra a desconocidos, la mujer terminó por llevar su caso a las autoridades.

La corte de distrito local dictaminó que la vecina tenía razón, por lo cual un simple ladrido del perro en la noche podría costarle a su dueño Anton 2600 euros.

De acuerdo a los afectados «asociaciones y abogados nunca habían escuchado de un caso similar» y ahora viven amedrentados de la multa en caso de que el perrito ladre por sus nervios.

Estándar