Biología

Pitón De Casi Cuatro Metros Muere Al Comer Un Puercoespín

noticias insolitasSUDÁFRICA.- En la batalla entre una pitón de 3,6 metros de largo y un puercoespín de 13,6 kilos, la serpiente ganó… al menos el primer round. La gran cena de la enorme pitón sudafricana terminó siendo la última.

Los visitantes de la Reserva Lake Eland Game en Sudáfrica especulaban sobre qué podría haber en el vientre abultado de la serpiente que sangraba y fue vista por primera vez por un ciclista de montaña hace dos semanas.

Cuando la serpiente murió y los guardaparques realizaron una necropsia, se encontraron con el puercoespín. Sus púas afiladas como agujas parecen haber perforado el tracto digestivo de la serpiente y pueden haber contribuido a su muerte.

“Con toda la interacción humana que tenemos en el parque, es probable que esto le haya causado estrés a la serpiente y la pitón haya intentado regurgitar su comida, que con tantas púas le pudo haber causado un problema”, dijo la gerente de la reserva Jennifer Fuller. (CNN)

Anuncios
Estándar
Religión

La Cara De Jesús Apareció En Unos Panqueques

noticias insolitasMÉXICO.- Un milagro pareció haber ocurrido en Tlalixtac de Cabrera, México, cuando una familia cocinaba panqueques caseros y, luego de que se le quemara uno, saliera la cara de Jesús.

“Yo estaba haciendo tortillas y puse una a dorar pero no se doró parejo, por lo que la chequeé y me sorprendí al ver el rostro divino”, aseguró Enedina Mendoza Guzmán, la protagonista de esta historia, quien sufrió el reto de sus hermanas: según ellas, el milagro ocurrió porque ella no es religiosa.

Hace un par de años, en nuestro país, un episodio similar ocurrió en una carnicería de la provincia de San Luis.

El carnicero aseguró que el rostro de Jesús apareció sobre un pedazo de carne que estaba a punto de vender en su local.

El hallazgo lo realizó una clienta que regenta el comercio. “Vengan y díganme si ven lo mismo que veo yo”, le pidió la señora a Daniel, el dueño del Autoservicio González, y a otros clientes presentes. Rápidamente, todos coincidieron que se trataba de “la cara de Jesús”.

“Veo a Cristo, como uno lo tiene representado, de cabello largo y barba. Hasta puedo distinguir una especie de lágrima o una gota de sangre que le cae al lado de la nariz”, había relatado el carnicero en ese momento.

Estándar
Sociedad

Dejó De Sonreir A Los 10 Años Para No Arrugarse

noticias insolitasINGLATERRA.- Una parálisis facial puede tener diversas causas, desde un accidente cerebrovascular hasta el contagio de algún virus. Pero decidir libremente no mover nunca más los músculos del rostro para prevenir la aparición de arrugas, es otra cosa totalmente distinta.

Cuando tenía 10 años, Tess Christian resolvió que no sonreiría más. Y no es que su vida haya sido triste o haya visto en ello una forma de rebelión, sino que simplemente deseaba conservar la apariencia jovial de su rostro para cuando fuera mayor.

De eso ya han pasado cuatro décadas y hoy Tess en realidad no representa la edad que tiene: 50 años.”No tengo arrugas porque me he entrenado a mí misma para controlar mis músculos faciales”, explicó la mujer al periódico británico “Daily Mail”.

Tan a pecho se tomó su propósito que incluso evitó sonreír el día de su matrimonio o cuando nació su hija, a pesar de que reconoció que en ambas situaciones su felicidad era inmensa.”Sí, soy vanidosa y quiero mantenerme joven”, admitió, y agregó que en su decisión también influyó mucho el tipo de educación que recibió en un estricto colegio católico, donde a las religiosas les desagradaba que los niños sonrieran.

“Siempre me dijeron que borrara la sonrisa de mi cara”, aseguró. Y luego, de adulta y ya acostumbrada a no sonreír, a Tess no le gustaba la apariencia que adquiría su rostro cuando lo hacía. “Me aparecían unas mejillas gigantes de hámster que me hacían ver muy mal”, sostuvo.

Así, la mujer está muy satisfecha con la decisión que tomó cuando sólo era una niña y descarta que tenga una existencia miserable por ello. “Amo la vida. Sólo que no siento la necesidad de mostrarlo caminando con una sonrisa fija en mi rostro”, dijo.

Estándar