Internet, Salud

La ‘Tiktoker’ Que Se Echó Pegamento En El Pelo Consigue Quitárselo, Más De Un Mes Después, Tras Una Cirugía

Gracias a una operación, la tiktoker de 40 años Tessica Brown ha conseguido, tras más de un mes de sufrimiento y dolores de cabeza, dejar atrás el fatal error que cometió cuando se le acabó la laca y decidió utilizar pegamento en spray.

La conocida como ‘mujer del pegamento Gorilla’, por la marca del producto, se volvió viral la semana pasada cuando contó en su cuenta de TikTok lo que le había sucedido. Tras más de un mes de lavados de pelo y visitas al hospital, su pelo continuaba fijado con este pegamento fuerte.

Afortunadamente, su viralidad consiguió que el doctor Michael Obeng de Los Ángeles contactara con ella para ofrecerle, completamente gratis, una cirugía valorada en 12.500 dólares (unos 10.300 euros) para retirarle el pegamento. Así que Tessica voló este miércoles desde Luisiana, donde vive, hasta el centro médico del especialista.

Tal y como mostró TMZ, la operación fue estupendamente bien, aunque antes tuvo que cortarse la larga coleta que siempre llevaba. Ahora disfruta simplemente pasándose las manos por su nuevo pelo corto.

Todo fue gracias a la cirugía de Obeng en la que utilizó un disolvente médico, aloe vera, aceite de oliva y acetona para salvar lo que quedaba del cabello de Tessica, y también gracias a la «simpatía y compasión» que el doctor mostró por ella.

Seguro que la estadounidense habrá aprendido la lección, aunque aseguró que seguiría peinándose y utilizando ciertos productos para el cabello, pero con cuidado. Y, por si alguien se le ocurre hacer algo parecido, la marca de pegamento Gorilla ya emitió un comunicado lamentando lo sucedido pero avisando de que su adhesivo en spray no se debe usar en el pelo.

Estándar
Ciencia

Los Cerdos Pueden Aprender A Jugar A Videojuegos, Según Un Estudio

Hay que ir con cuidado cuando se dice la frase «cuando los cerdos vuelven», porque, visto lo visto, quizá ese momento pueda pasar en el futuro. Aunque, de momento, lo que ha descubierto un estudio es que estos animales pueden aprender a jugar a videojuegos.

Los investigadores de la Universidad Purdue, en Indiana (Estados Unidos), han descubierto que los cerdos pueden usar una pantalla digital y usar un joystick con su hocico para mover un cursor y conseguir comida.

Para el estudio, han tenido que enseñar a los animales la relación de lo que sucede en la pantalla del ordenador con sus movimientos del mando, y luego la conexión entre lo que hacen con el cursor y la obtención de estas recomensas.

Los cuatro porcinos con los que realizaron la investigación consiguieron completar este juego con éxito. Aun así, al subir la dificultad, los cerdos demostraban no estar preparados para otro tipos de niveles.

Los animales no podían competir en Mario Kart con niños, ni siquiera con los monos para los que se diseñó este juego, pues mover el joystick con el hocico es más difícil que con las manos.

Esto demuestra la inteligencia que tienen los porcinos, especie de la que ya se demostró que pueden aprender a reaccionar de forma diversa a distintos sonidos o a utilizar diferentes formas geométricas sencillas para responder. Sin embargo, no todos han sido capaces de aprender el funcionamiento de los espejos o reconocer otros cerdos en fotografías.

Este estudio de la Universidad Purdue forma parte de una investigación del bienestar animal y el análisis de las habilidades cognitivas de los animales de granja. De este modo, se pueden aplicar unas u otras interacciones sociales con las especies y se pueden incluir elementos como comederos automáticos o la posibilidad de que accedan al exterior con la seguridad de que van a saberse mover por espacios más amplios y abiertos sin riesgo.

Además, la investigación sostiene que, conociendo más la inteligencia de animales como los cerdos, se averigua cómo perciben el mundo y se puede fomentar una mayor empatía con ellos y una mejor gestión de sus espacios y necesidades.

Curiosamente, no es la primera vez que se crean este tipo de entretenimiento para cerdos, y prueba de ello es el juego Pig Chase, que se lanzó en 2012 para fomentar el entretenimiento de los porcinos en las granjas.

Estándar