Religión

El Papa Cambia La Ley Para Que Los Abusos A Menores Sean Delitos Contra La Dignidad Humana En El Derecho Canónico

El papa Francisco ha reformado el Libro VI del Código de Derecho Canónico sobre las sanciones penales en la Iglesia (católica) y ha establecido que los abusos a menores son delitos contra la dignidad de las personas, ha informado este martes el Vaticano. Este es uno de los siete libros que forman el Código de Derecho Canónico y su modificación entrará en vigor a partir del próximo 8 de diciembre.

«Para responder adecuadamente a las exigencias de la Iglesia (católica) en todo el mundo resultaba evidente la necesidad de revisar también la disciplina penal promulgada por san Juan Pablo II, el 25 de enero de 1983, con el Código de Derecho Canónico», ha explicado el pontífice.

El trabajo de revisión se inició en 2007 con el papa emérito Benedicto XVI y concluye ahora, con un texto que «introduce cambios de diversa índole en el derecho vigente y sanciona algunas nuevas figuras delictivas», en palabras de Francisco.

También se ha mejorado «desde el punto de vista técnico, especialmente en lo que se refiere a aspectos fundamentales del derecho penal, como el derecho de defensa, la prescripción de la acción penal, una determinación más precisa de las penas».

Ahora se ofrecen «criterios objetivos en la identificación de la pena más adecuada a aplicar en el caso concreto», reduciendo la discrecionalidad de la autoridad, para favorecer la unidad eclesial en la aplicación de las penas, «especialmente para los delitos que causan mayor daño y escándalo en la comunidad», añade el pontífice.

El presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, Filippo Iannone, ha explicado que la presencia en las comunidades de algunas situaciones irregulares y los recientes escándalos, derivados de los casos de pederastia, han llevado a revitalizar el derecho penal canónico, integrándolo con oportunas reformas legislativas.

Ordenar A Mujeres, También Delito

Se incorporan al Código los delitos tipificados en los últimos años en leyes especiales, como el intento de ordenación de mujeres, el registro de confesiones y la consagración eucarística con finalidad sacrílega.

También algunos casos presentes en el Codex de 1917 que no fueron aceptados en 1983, como la corrupción en actos oficiales, la administración de sacramentos a sujetos a los que no se les pueden administrar, el encubrimiento a la autoridad legítima de cualquier irregularidad o censura en la recepción de las órdenes sagradas.

A todos ellos, se añaden algunos casos nuevos, como la violación del secreto pontificio, la omisión de la obligación de ejecutar una sentencia o decreto penal o la omisión de la obligación de notificar la comisión de un delito.

El texto contiene una adecuada determinación de las leyes penales que antes no existían, para poder dar una indicación precisa y segura a quienes deben aplicarlas.

La modificación aprobada busca proteger a la comunidad y prestar mayor atención a la reparación del escándalo y la indemnización por daños, pero también disponer de los medios necesarios para prevenir delitos, y poder intervenir a tiempo para corregir situaciones que pudieran agravarse, según el Vaticano.

Se ha establecido la posibilidad de aplicar la pena de suspensión a todos los fieles, y ya no solo a los clérigos, y también se ha cambiado el plazo de prescripción de delitos, con el fin de favorecer la conclusión de los procesos en un tiempo razonablemente corto.

Estándar
Sexo

Detienen A Una Mujer Por Cortarle El Pene A Su Jefe Con Un Cuchillo

Los Mossos d’Esquadra han detenido esta medianoche a una mujer en Sant Andreu de la Barca (Barcelona) por cortar el pene al dueño del bar donde trabaja para evitar que el hombre la agrediera sexualmente tras ya haberla violado con anterioridad, según ha explicado ella misma a la policía.

Los hechos, según el medio local Sant Andreu TV, ocurrieron alrededor de las 12 de la noche del lunes en el bar Sibarita de la Barca, situado en la calle Josep Pla del municipio barcelonés.

Tras lo sucedido, el hombre se personó en la comisaría de la Policía Local herido en la zona genital con arma blanca y, unos minutos más tarde, apareció la mujer, que explicó que el hombre había intentado agredirla sexualmente y que ella actuó ante esta agresión seccionándole el pene con un cuchillo.

La mujer ha contado a los investigadores del caso que, además, ésta no ha sido la primera vez que su jefe la agrede sexualmente y que ya le había obligado a mantener relaciones sexuales con él en otras ocasiones, unos hechos que también serán investigados por los Mossos.

El hombre fue trasladado al Hospital de Bellvitge, donde se encuentra en observación y recuperándose. Una vez pueda declarar, los Mossos prevén detenerlo para que responda ante las autoridades por un delito de agresión sexual. La mujer se encuentra detenida por un delito de lesiones a la espera de que pase a disposición judicial.

Estándar
Famosos

Muere Romy Walthall, Actriz De ‘Cara A Cara’

La actriz Romy Walthall, también conocida como Romy Windsor, falleció el 19 de mayo en Los Ángeles a los 57 años víctima de un paro cardiaco. Dedicada al modelaje antes de pasar a la pantalla, Walthall se movió en los mundos de la TV y el cine de serie B, siendo su papel más recordado el de Kimberly, la secretaria de John Travolta en Cara a cara.

Nacida en Texas en 1963, Romy Walthall tuvo su primera oportunidad a los 17 años, cuando ganó un concurso de belleza. Eso le permitió fichar por la agencia Ford y desfilar en las pasarelas europeas.

Su debut como actriz llegó en 1984 con Los albóndigas en remojo, una de esas comedias de campamento que no tenían nada que ver con el filme protagonizado por Bill Murray, debiendo su título más bien a la rapacidad de las distribuidoras españolas.

En 1984, tuvo un papel en Una chica de club, telefilme basado en la célebre investigación de Gloria Steinem sobre la sordidez oculta tras el emporio Playboy. A partir de ese momento, la vimos como secundaria en series tales que Luz de luna, Guerra de parejas, Expediente X, La ley de Los Ángeles y Murder One.

Tras retirarse en 2011, Romy Walthall trabajó como profesora de interpretación en Los Ángeles. Deja tres hijos, uno de los cuales es el actor y director Morgan Krantz (Girls).

Estándar