Sucesos

La Policía Alemana Incauta Millones De Dólares En Bitcoins, Pero No Puede Acceder A Ellos

La Policía de Alemania incautó más de 60 millones de dólares en bitcoins, pero no puede acceder al dinero. La persona a la que lo quitaron se niega a dar la contraseña de su billetera digital. Este caso se suma a otros similares en los que montos astronómicos de dinero se pierden o quedan bloqueados.

El propietario de más de 1.700 bitcoins es un hombre originario de la ciudad de Kempten. Fue sentenciado a más de dos años de cárcel por instalar de forma encubierta software de minería de bitcoins en computadoras ajenas.

Los bitcoins, a su vez, se almacenan en un disco duro conocido como billetera digital que está protegido mediante encriptación y para descifrarlo se requiere una contraseña. Cuando se pierde esta contraseña, el usuario ya no puede abrir la billetera y acceder al dinero.

«Le preguntamos, pero él no dijo nada», contó a Reuters el fiscal local Sebastián Murer, agregando que quizás el hombre simplemente no recuerda su contraseña.

Las contraseñas olvidadas son casos bastante frecuentes en el mundo de las criptomonedas. Según las estadísticas, alrededor del 20% de los bitcoins existentes en la actualidad (valorados en unos 140.000 millones de dólares) están bloqueados en billeteras digitales con contraseñas perdidas, lo que significa que son completamente inaccesibles.

Por ejemplo, a mediados de enero los medios reportaron de un informático originario de Alemania que perdió la contraseña de su disco duro IronKey que contiene 7.002 bitcoins valorados en 301 millones de dólares, según la cotización del 8 de febrero. Y ahora solo le quedan dos intentos para acceder al disco.

Estándar
Sexo

Los Ecologistas Alemanes Quieren Que El Estado Pague Prostitutas A Los Necesitados

noticias-insolitasLM.- Polémica propuesta del Partido Verde alemán. La formación política ecologista pretende que el sexo con prostitutas sea sufragado por el Gobierno para cualquier persona «necesitada sexualmente» que no pueda permitirse pagar sus servicios.

Los beneficiados tendrán que acreditar a través de un informe médico que necesitan asistencia sexual ya que «no pueden lograr la satisfacción de otras maneras». Las autoridades locales podrían decidir sobre el tipo de servicio o el lugar.

La portavoz del partido verde, Elisabeth Scharfenberg, ha asegurado que puede imaginarse al sistema público «financiando asistencia sexual», por ejemplo, a las personas mayores, tal y como recoge el Daily Mail. Esta idea está basada en el sistema holandés que proporciona asistentes sexuales a los discapacitados.

Estándar