Biología

El Impresionante Antes Y Después De Un Perro Tan Sucio Que Debió Ser Anestesiado Para Su Transformación

noticias insolitasLas fotos muestran a un perro de seis años absolutamente abandonado: está sucio, enfermo y hambriento. Las imágenes son estremecedoras y pueden, incluso, resultar repugnantes. Es que tiene el cabello tan pero tan sucio que es imposible descifrar dónde está su rostro.

Los veterinarios explicaron que el cabello sucio “atrapó” una de sus piernas, que quedó pegada a una de sus orejas.

Las imágenes son impactantes por lo que no se reconoce la raza… De hecho, si no fuera por la confirmación de los especialistas, pocos se animarían a decir que se trata, efectivamente, de un perro.

Luego de mucha dedicación de los veterinarios, y de una necesaria anestesia para que la mascota se dejara tratar, el perrito se transformó en un hermoso animal.

“En 30 años que llevo trabajando con animales nunca había visto un caso tan horrible y estremecedor”, afirmó Amanda Sands, una de las rescatistas. “No parecía un perro”, agregó.

Anuncios
Estándar
Salud

Mujer Sintió Toda La Operación Porque Olvidaron Anestesiarla

noticias insolitasSuena a película de terror… una mujer quedó paralizada por el anestésico pero suficientemente consiente para sentir como le extraían dos dientes.

Dianne Parr recibiría anestesia general y otro medicamento para paralizarla, pero por problemas de comunicación, los médicos olvidaron aplicar la primera.

La Sra. Parr explicó a Daily Mail que fue horrible sentir todo ese dolor y ser incapaz de moverse o gritar para pedir ayuda. Sin duda los más eternos y dolorosos 40 min. de su vida. Ella temía morir de un ataque al corazón en la mesa de operaciones.

Explicó, además, que trató desesperadamente de llamar la atención del cirujano, quiso gritar pero todos sus intentos fueron en vano.

Por si fuera poco descubrió que no todos los equipos de observación funcionaban correctamente, por lo que su terrible situación pasó desapercibida.

Ella cree haberse desmayado durante la operación, pero especialistas dicen que fue su cerebro el que borró las imágenes pues fueron extremadamente traumáticas.

Tan pronto como pasó el efecto paralizante ella gritó: “No sé lo que usted piensa que estaba haciendo, pero yo estaba despierta todo el tiempo”.

Recibió casi $ 25.000 dólares como indemnización de parte del hospital por el trato negligente que recibió, claro como parte de un acuerdo fuera de los tribunales.

Estándar