Ciencia, Cultura

Descubren La Víctima Más Antigua Conocida De Un Ataque De Tiburón

Un equipo investigador dirigido para la Universidad de Oxford ha descubierto restos de una víctima atacada hace 3.000 años por un tiburón en el mar interior de Seto en el archipiélago japonés.

La investigación publicada en Journal of Archeological Science: Reports, muestra que este cuerpo es la evidencia directa más temprana de un ataque de tiburón a un humano y un equipo de investigación internacional ha recreado cuidadosamente lo que sucedió, utilizando una combinación de ciencia arqueológica y técnicas forenses.

El descubrimiento de la víctima fue realizado por los investigadores de Oxford J. Alyssa White y el profesor Rick Schulting mientras investigaban la evidencia de un trauma violento en los restos esqueléticos de cazadores-recolectores prehistóricos en la Universidad de Kioto. Llegaron al número 24, del sitio previamente excavado de Tsukumo, un hombre adulto plagado de lesiones traumáticas.

«Inicialmente estábamos desconcertados por lo que podría haber causado al menos 790 heridas profundas y serradas a este hombre», dicen los investigadores de Oxford. «Había tantas heridas y, sin embargo, fue enterrado en el cementerio de la comunidad».

Continúan: «Las lesiones se limitaron principalmente a los brazos, las piernas y la parte frontal del pecho y el abdomen. Mediante un proceso de eliminación, descartamos el conflicto humano y los depredadores o carroñeros animales más comúnmente reportados».

Dado que los casos arqueológicos de informes de tiburones son extremadamente raros, recurrieron a casos de ataques de tiburones forenses en busca de pistas y trabajaron con el experto George Burgess, director emérito del Programa de Florida para la Investigación de Tiburones. Y el equipo internacional armó entonces una reconstrucción del ataque.

El equipo concluyó que el individuo murió hace más de 3.000 años, entre 1370 y 1010 a. C. La distribución de las heridas sugiere fuertemente que la víctima estaba viva en el momento del ataque; le cortaron la mano izquierda, posiblemente una herida de defensa.

El cuerpo del individuo No. 24 había sido recuperado poco después del ataque y enterrado con su gente en el cementerio. Los registros de excavación mostraron que también le faltaba la pierna derecha y su pierna izquierda estaba colocada en la parte superior de su cuerpo en una posición invertida.

Según los investigadores, «dadas las heridas, claramente fue víctima de un ataque de tiburón. El hombre bien pudo haber estado pescando con compañeros en ese momento, ya que se recuperó rápidamente. Y, según el carácter y la distribución de las marcas de dientes, «la especie responsable más probable fue un tiburón blanco o tigre».

El coautor, doctor Mark Hudson, investigador del Instituto Max Planck, dice: «El pueblo neolítico de Jomon Japón explotó una variedad de recursos marinos … No está claro si Tsukumo 24 estaba actuando deliberadamente sobre los tiburones o si el tiburón fue atraído por sangre o cebo de otros peces. De cualquier manera, este hallazgo no solo proporciona una nueva perspectiva sobre el antiguo Japón, sino que también es un raro ejemplo de arqueólogos capaces de reconstruir un episodio dramático en la vida de una comunidad prehistórica».

Estándar
Biología

Un Centenar De Clones De Un Cangrejo Mutante Se Multiplican En Un Cementerio Belga

Los crustáceos se han adelantado a los deudos que estos días visitarán las tumbas del cementerio de Schoonselhof, en Amberes. Al menos un centenar de cangrejos de río jaspeados han invadido los estanques y corrientes de agua del camposanto. Y no son unos animales cualesquiera: como si protagonizasen un relato de terror de Halloween, resulta que la especie a la que pertenecen no la creó la naturaleza. Surgieron por accidente, no se sabe bien cuándo ni cómo, a partir de una mutación de otra especie de cangrejo de río. Además de su enorme voracidad, que arrambla con casi todo tipo de planta o animal que puedan comerse, presentan otra peculiaridad: la especie está compuesta solo de ejemplares hembra, que se reproducen sin necesidad de machos (por partenogénesis), y crean hijas que son clones de ellas mismas.

La nueva especie se detectó por primera vez en los años noventa en el ámbito del comercio de acuarios de Alemania. El primer aviso de que se encontraban a centenares en un cementerio de Amberes lo recibió un investigador de la ciudad flamenca. Analizó junto a otro colega fotos de unos crustáceos de río que habían aparecido en el cementerio, subidas a un portal de ciencia ciudadana. Para cerciorarse de que se trataban de la especie mutada (Procambarus fallax f. virginalis es su denominación científica provisional) ambos investigadores se desplazaron hasta el camposanto por la noche y allí, buscándolos con linternas, capturaron varios ejemplares. Los de las fotos no eran de la especie mutante, pero los que capturaron en el lugar, tras comprobar su morfología y genética, sí. De mayo a julio también visitaron y cazaron otros ejemplares de otra población en Amberes, donde más crustáceos hallaron, y otras dos cerca de Lovaina.

«Al parecer, alguien tenía el animal en su acuario y luego lo dejó libre en un canal», aseguró Scheers a un medio local, una cita que luego recogió The Brussels Times. «Es imposible reunirlos a todos. Es como intentar vaciar el océano con un dedal «, señaló el investigador, para añadir enseguida: «A menudo, la gente se cansa de sus animales o la población de cangrejos de río se está volviendo demasiado grande en casa. Debe de parecerles una buena idea dejar a los animales sueltos en la naturaleza».

La presencia de los crustáceos, que miden unos 10 centímetros y se desplazan por tierra y agua en la noche para colonizar nuevos hábitats, preocupa a los expertos. «Ejercen dos efectos drásticos en el biodiversidad. El primero, directo, porque se lo comen todo: desde detritos a plantas, insectos, anfibios o peces; el segundo, indirecto, porque interrumpen la red alimenticia y dejan las aguas enturbiadas y sin vegetación», detalla a EL PAÍS Scheers, que compara estos daños a los que causa el cangrejo rojo americano, otra especie invasora presente, entre otros muchos países, en España y Portugal.

Aunque surgieran en Alemania, la especie ya se reproduce en libertad por doquier: en varios países europeos y en destinos tan distantes como Madagascar o Japón. «Que esta especie sea partenogenética significa que puede crear poblaciones enteras a partir de un solo ejemplar, y eso facilita que se extienda cada vez más y que su número crezca con rapidez», apunta Scheers. Desde hace unos pocos años, ilustra, está prohibido venderlos, transportarlos, tenerlos o liberarlos en la Unión Europea y en varios estados de EE UU.

Para colmo de males, no hay una solución fácil para erradicarlos. El único método que se ha demostrado efectivo se empleó en Escandinavia. El problema es que se consiguió usando pesticidas. Además del daño derivado en el entorno de esos productos, están prohibidos en Bélgica, así que la solución que queda, sostiene el investigador, es aislar las cuatro poblaciones detectadas y matar a todos los ejemplares en cada una de ellas.

Esa decisión, sin embargo, pende aún de una reunión de varios ayuntamientos que tendrán que acordar la medida de exterminio. Al menos, señala Scheers, en uno de los casos será fácil poner fin a los cangrejos, porque están en un estanque artificial que es fácil de acotar. Y también hay que contar cuántos son, algo que los científicos no pudieron hacer en su breve visita nocturna al cementerio.

El hallazgo de las poblaciones ha llevado a Scheers y a dos colegas del Instituto de Investigación de la Naturaleza y los Bosques (INBO en sus siglas en neerlandés) a escribir un artículo científico a la revista Bioinvasions Records que está pendiente de su revisión por pares y publicación. Pero para averiguar de dónde salieron los crustáceos del camposanto, la ciencia no parece que pueda ayudarlos: como todos los ejemplares son genéticamente idénticos, no se puede dibujar un árbol genealógico que apunte a su origen.

Estándar
Sucesos

El Olor A Carne Asada Salía Del Cementerio: Acudieron Y Se Llevaron Una Indignante Sorpresa

noticias insolitasAl parecer, la pasión por el asado no es sólo una cuestión argentina. En Inglaterra, un grupo de personas que notó un fuerte olor a carne asada procedente del cementerio terminó indignada ante la sorpresa.

Ante el extraño aroma, acudieron al lugar para ver qué pasaba y se encontraron con la sorpresa de un grupo de jóvenes preparando un asado, mientras tomaban alcohol sobre una tumba de 200 años de antigüedad.

El episodio provocó la indignación de los vecinos, que según el diario The Mirror, lo calificaron de «asqueroso y denigrante». Tras las protestas, los jóvenes respondieron que el párroco Paul Richardson les había dado permiso; sin embargo, tras ser consultado sobre lo sucedido, lo negó.

«Estaría feliz si alguien hiciera una parrillada y festejara sobre mi tumba. Es muy guay», dijo uno de los jóvenes, generando más indignación entre los vecinos.

Estándar
Biología

El Inesperado Momento En Que Un Cementerio De Inglaterra Es Invadido Por 400 Vacas

noticias insolitasEra una tarde tranquila en el cementerio comunal de Thornbury, un pueblo ubicado en la región Sudoeste de Inglaterra. No había nadie visitando a sus familiares cuando se produjo un suceso inédito: 400 vacas irrumpieron en el sitio de reposo.

Una hora estuvieron allí paciendo y deambulando de un lado a otro. Sólo se fueron cuando apareció un granjero y se las llevó.

Las vacas estaban comiendo en el campo al que pertenecen, que es lindero con el cementerio. Aparentemente, algo las asustó y las hizo correr y refugiarse allí, entre las tumbas.

El Consejo Comunal de Thornbury agradeció al granjero y aseguró que no se registraron daños en las lápidas. Sin embargo, Pete y Sue Turl, dos vecinos del pueblo, le dijeron al Thornbury Gazette que el ganado dejó el lugar lleno de pisadas, barro y excremento.

Estándar
Sucesos

Leyó Una Carta En El Cementerio Y Asustó A Todos

noticias insolitasESPECIAL (Redacción) – Es uno de los momentos más difíciles para las familias: muere la abuela, el silencio y el llanto se apodera en el cementerio. Pero no fue el caso de familia de Marco, el nieto de Marta que falleció a los 92 años. El joven pidió la palabra y leyó una carta que asustó a todos. De terror.

«Mi abuela Marta vivió en mi casa, todos la querían mucho, contaba las historias de mi papá y de mis tíos cuando eran jóvenes, pasábamos horas con ella. Muy divertida, sobre todo cuando papá descorchaba una botella de vino», comenzó.

«Me gustó mucho el día que mi padre y mi tío Juan llegaron a casa con una iguana grande que robaron en la tienda de mascotas, lo cual hicieron para salvar al reptil que sufría en un armario pequeño. Mi abuela les dijo que la devolverán, que no la tendría en casa. Repetía constantemente eso es un bicho feo y no le gustaba», transcribe TKM.

«Tampoco me gustaba que nos diera golpes en la cabeza, cuando no queríamos comernos la comida, no me gustaba que le jalaras las orejas cuando decía palabras groseras. Me dio mucha rabia cuando encerró a mi hermano porque se hizo pipí en sus pantalones por dos horas en el baño», continuó.

«Yo quise abrir la puerta para que saliera y me retó mandándome a mi cuarto castigado. No me gustó cuando le tiró a Luisa en su ropa un plato de arroz, ella era nuestra niñera y lo hizo porque no le puso sal. Jamás olvidaré que nos apagó la televisión cuando veíamos un partido, porque al día siguiente tendríamos que ir al colegio», recordó mientras las toses y la incomodidad se apoderó de todos.

«Pero mi padre nos había dado permiso de quedarnos hasta tarde para ver el partido y ella dijo que eso era un disparate y no nos dejó verlo. Todos los compañeros del colegio lo vieron y no pude verlo por culpa de mi abuela», remató.

Y agregó: «Yo la quería mucho, porque era mi abuela, pero era muy vieja y bastante malvada. Eso no me gustaba de ella. Perdoname, abuela, seguro estás muy enojada conmigo en el cielo, pero creo que ella irá al infierno. Era muy mala».

Estándar
Tráfico

Fantasma Que Viaja En Autobús Pide Bajar En La Puerta Del Cementerio

noticias insolitasCada vez que el chofer de este autobús pasa por la puerta del cementerio de Villa Gobernador Gálvez, suena el timbre de la puerta trasera de manera insistente. Según cuenta el chofer, un fantasma pide bajar en la puerta del cementerio.

Pocos le creían al chofer de la línea interurbana 142 de la ciudad de Rosario, Santa Fe, Argentina. Es por ello que decidió grabar un video para mostrar la situación paranormal que se vive en su autobús.

«Para los que no creen, estoy acá en la puerta del cementerio, no hay nadie en el colectivo, y suena el timbre solo, ¿cómo puede ser? ¿Escuchan? ¿Qué me dicen ustedes?», pregunta a cámara el chofer que no sale de su asombro y decide compartirlo con sus amigos.

«Creer o reventar», exclama el hombre que repite que no hay nadie en el colectivo y el timbre se activa solo.

Los más incrédulos creen que el timbre hace falso contacto cuando el autobús pasa por los pozos de la carretera, justo delante de la puerta del cementerio.

Otros le reclaman al chofer que deje de pasear al fantasma por toda la ciudad. «¿Cómo no quieres que te toque timbre 50 veces si no le parás?». Porque no le abrís la puerta y lo dejas bajar…

Estándar
Sociedad

Muere Aplastado Por La Tumba De Su Suegra

noticias insolitasComo si tratara de una ironía de la vida, un hombre de 74 años en Pennsylvania ha perdido la vida en un cementerio después de que se le cayera encima la lápida de su suegra cuando iba a decorarla junto a su mujer.

Es totalmente aceptable y creíble que tu suegra te odie, te desee sus peores pensamientos, ahora que te mate después de muerta, es totalmente injusto.

Los hechos sucedieron la semana pasada cuando una pareja de ancianos fue a hacer esta tradición que se trata de un ritual para muchas familias del estado de Pennsylvania y consiste en decorar una lápida antes de la Semana Santa y rezar unas oraciones. Pero la tragedia le vino a este hombre, que fue aplastado por la tumba de su suegra. (ni de muerta me deja tranquiloooooo!!!)

El anciano estaba arrodillado junto a la lápida mientras su mujer ataba una cruz por el lado opuesto, cuando la lápida cayó encima de él, falleciendo minutos después en el mismo cementerio.

Aparentemente la suegra no sería la culpable de semejante brutalidad, el deshielo primaveral ablando el suelo provocando el deslizamiento de algunas tumbas, según afirma uno de los cuidadores del cementerio.

Los servicios de emergencia acudieron inmediatamente para levantar la pesada piedra pero nada se pudo hacer por la vida del hombre.

Para colmo, la familia informo que será enterrado a pocos metros del lugar, Ni descansar en paz podrá!!!

Estándar
Empleo

Dos Cuarentonas Toman El Sol Sobre Las Tumbas De Un Cementerio Australiano

noticias insolitasDos cuarentonas han levantado una gran indignación en el seno de la sociedad australiana al tomar el sol sobre las tumbas del cementerio de Glenmaggie, Australia. Los familiares de los difuntos enterrados en el lugar han dejado patente su indignación y las acusan de «irreverentes».

Según da cuenta «Mirror», los familiares de los difuntos enterrados en el cementerio expresaron además su indignación por el vídeo, afirmando a su vez que se trata de una falta de respeto.

Estándar