Sucesos

Una Sierra Gigante Corta En Pedazos Un Carguero Con Miles De Autos A Bordo

En el estado de Georgia, EEUU, arrancó una operación sin precedentes. Con la ayuda de una cadena gigante se disponen a remover el carguero portacoches que lleva más de un año varado en aguas poco profundas cerca de la costa. Lo que recuerda a una motosierra enorme también demuele en pedazos los autos que estaban a bordo.

El 8 de septiembre del 2019 el carguero surcoreano MV Golden Ray navegaba cerca de un puerto en Georgia, pero de repente empezó a inclinarse hacia un lado hasta zozobrar en la bahía conocida como St. Simons Sound. Tras un accidente, el carguero quedó parcialmente volcado de costado.

A bordo del buque, de unos 200 metros de longitud, además de 23 miembros de la tripulación, se encontraban alrededor de 4.200 coches usados: Hyundai, Kia y otros. Las autoridades tomaron la decisión de deshacerse del buque que planean cortar en ocho secciones utilizando la supersierra de metal y luego sacar cada parte en barcazas para su reciclaje.

La carnicería automotriz empezó el 29 de noviembre. En las imágenes se ve la primera sección de Golden Ray separada con la cadena que cortó miles de toneladas de metal oxidado. El corte también reveló cientos de vehículos deformados partidos en dos que estaban en la sección de carga del buque.

Una de las razones para acelerar el proceso del reciclaje de Golden Ray fueron los reportes de ambientalistas que señalaron un peligro para el medioambiente de la zona. Afirman que parte del combustible y anticongelante de los carros se derramó en el agua e incluso llegó a los ríos más cercanos.

En lo que se refiere a los autos, aún se desconoce su destino. El portal The Drive supone que todos ellos serán declarados como siniestro total, aunque entre las unidades que no llegaron a sumergirse en el agua pueden quedar muchas piezas de repuesto útiles.

Estándar
Grandes Records

Más De 1.700 Coches Clásicos Desfilan En Ciudad De México Y Rompen Un Récord Guinness

noticias insolitasResplandecientes automóviles Mustang y Cadillac, psicodélicas combis Volkswagen y exóticos Beatles modificados y decorados al estilo grafiti desfilaron el domingo por las céntricas avenidas de Ciudad de México, rompiendo un récord Guinness al reunir 1.721 coches clásicos.

«Es algo increíble, buscamos lo extraordinario en lo ordinario», comentó a la AFP la adjudicadora oficial de Guinness World Records, Evelyn Carrera, quien certificó que la hazaña superó el último récord de desfile de vehículos clásicos, realizado en 2002 en Zandvoort, Holanda, con 948 vehículos.

El de la capital mexicana «fue el desfile de autos clásicos más grandes del mundo», subrayó.

Por su parte, el gobierno local aseguró en un comunicado que el espectáculo «convirtió a la avenida Paseo de la Reforma en un auténtico y emotivo museo rodante, apreciado por más de 250.000 espectadores apostados a lo largo de los 5,6 kilómetros del recorrido».

El alcalde de la megaurbe, Miguel Ángel Mancera, «ha brindado un decidido impulso a la actividad turística, detonando acciones y programas sin precedente», comentó Miguel Torruco, secretario de Turismo capitalino, citado en el comunicado.

En mayo, 3.634 chefs rompieron dos récords Guinness al reunirse en el emblemático monumento del Ángel de la Independencia vistiendo sus gorros y delantales blancos y luego participar en una carrera de 800 metros con sus bandejas en mano.

Y el año pasado, la estética de las variadas tribus urbanas mexicanas inspiraron en la capital el mayor desfile de moda urbana del mundo con 3.000 modelos aficionados en la pasarela.

Estándar