Sociedad

Tuvo La Lengua Atrapada Cinco Horas En Un Tazón De Disney Y Terminó En El Hospital

noticias insolitasMegan Donald tiene siete años. Y como millones de niños, es fanática de Monsters Inc. Fue por eso que le pidió a su madre Natalie que le comprara un popular tazón de esos personajes en el comercio de Disney cercano a su vivienda en Dunbartonshire, Escocia. Eso hizo la mujer sin sospechar las consecuencias que podría tener para la lengua de su pequeña hija.

Entusiasmada con el regalo, Megan fue a su escuela Harestane Primary. Lo mostró al resto de sus compañeras que celebraron su nueva adquisicón. Sin embargo, algo saldría mal. Sin conocer los riesgos que podrían ocurrir, la niña colocó su lengua en el orificio del tazón y no pudo sacarla más.

Los profesores y maestros de la institución intentaron rescatarla de alguna forma, pero no pudieron. Fue por eso que debieron llamar a un servicio de urgencias al ver que la lengua estaba poniéndose morada por demás.

“Recibí una llamada de la escuela donde me decían que su lengua estaba atorada. Megan estaba en pánico y yo conmovida porque nunca había visto algo así antes. Apenas podíamos tocarlo por el dolor y tampoco podíamos desenroscarlo porque al hacerlo creaba una especie de succión”, señaló Natalie, de 31 años.

Al llegar la ambulancia, los paramédicos no pudieron hacer nada. El dolor aumentaba y la desesperación de Megan también. Fue trasladada a un hospital, donde los médicos le dieron una inyección a su lengua para poder trabajar sobre ella sin que la pequeña lo sintiera. Sin embargo, estaba desesperada y empujaba a los profesionales a quienes no quería ver a pesar de que eran los únicos que podían ayudarla.

Cortaron con delicadeza el armazón y rescataron su lengua. Habían pasado ¡cinco horas! sin que nadie pudiera aliviar el dolor de Megan. La niña tenía varias heridas en su boca pero lentamente comenzó a tranquilizarse. Por el resto de la semana no fue a la escuela, recuperándose de la traumática situación.

La madre teme que la misma situación ocurra con otros niños de la misma edad que su hija. Desde Disney Store señalaron que ese producto y otros similares habían sido retirados de la tienda para evitar situaciones similares.

Estándar
Educación

Un Colegio De Toledo Pide A Los Padres Que Cada Niño Lleve Seis Rollos De Papel Higiénico

noticias-insolitasHay historias difíciles de asimilar. Esas que mucha gente tilda hoy en día de surrealistas. La que sigue es una de ellas. Todo empieza en el colegio público Rafael García Valiño de Yepes, un pequeño pueblo de Toledo de unos 6.000 habitantes. Como cada año, los padres tuvieron esta semana una reunión con el tutor de sus hijos para conocer las novedades del curso que se acaba de iniciar. Y ahí saltó la sorpresa. Entre el material que el centro les pide que traigan se encontraba un producto cuantos menos curioso: un paquete de seis rollos de papel higiénico, informa La Vanguardia.

“Nos dijeron que teníamos que llevar por cada niño seis rollos”, relata indignada al citado medio Carmen Contreras, madre de un niño que cursa quinto de primaria en este colegio de Yepes. “¿El motivo?, porque no hay presupuesto”, añade.

Evidentemente, Carmen se quejó al profesor en cuestión al finalizar la reunión, que tuvo lugar el jueves pasado. Pero las explicaciones que le ofrecieron no le resultaron satisfactorias. Así pues, se fue a ver al alcalde. Y éste le dijo que “el papel higiénico no era competencia del ayuntamiento, que era cosa del colegio”.

Lo más curioso del caso, reflexiona Carmen, es que “el servicio de limpieza lo paga el ayuntamiento, y a las señoras de la limpieza también”. “¿Y los rollos de papel higiénico no?”, se pregunta extrañada. “Estoy muy indignada porque nos toman por tontos”, agrega. Una indignación que ha compartido en la redes sociales.

Esta madre ha comprobado, según relata ella misma, que el colegio público Rafael García Valiño es el único centro de Toledo que pide que los padres lleven rollos de papel higiénico a la escuela. “Eso quiere decir que no es un problema de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, cuando sólo pasa en Yepes”, reflexiona.

Ella tiene constancia de que esta curiosa petición se ha hecho a todos los cursos del colegio. “Hay clases en donde lo han pedido por escrito”, apunta.

Carmen relata que hay algunos niños que ya han entregados los rollos al colegio. “Yo no los he llevado”, subraya. Es tal el enfado que tiene –”a pesar de saber que no es un tema importante”, matiza- que ha ido a hablar con el partido de la oposición en Yepes, el PSOE (el alcalde es del Partido Popular). “Me dijeron que el suministro de papel higiénico del colegio lo tiene que pagar el ayuntamiento. Y les dije que a mí el alcalde me había dicho que no. Me parece una tomadura de pelo”, lamenta.

Esta ciudadana de Yepes tampoco entiende “cómo el AMPA lo ha permitido”. “Porque entiendo que debe saberlo”, arguye. “De la misma forma que el ayuntamiento tiene dinero para comprar muchas cosas que no son necesarias, que haga recortes de otro tipo y no de cosas tan básicas como es el papel higiénico de un colegio”, denuncia.

“¿No hay presupuesto para papel higiénico? ¿Y qué va a pasar el mes que viene cuando haya que encender el gasoil? ¡Es tan surrealista la situación!”, esgrime Carmen, quien a pesar de creer que “el ayuntamiento acabará pagando el papel higiénico”, ha querido efectuar la denuncia pública para “que se le ponga la cara colorada a quien corresponda”.

Estándar
Sucesos

Obligan A Firmar Un Contrato A Los Niños Para Jugar En El Patio Del Colegio

noticias insolitasLuis Tejo.- Como sabe cualquiera que haya tenido infancia y haya dedicado al menos un rato de sus primeros años de vida a patear una pelota, el fútbol jugado entre niños no se caracteriza por su rigor a la hora de respetar el reglamento. Partidos sin árbitro, con números muy variables de jugadores en cada bando, con dimensiones bastante irregulares del terreno de juego (en el que puede que no haya porterías y se tengan que improvisar con cualquier objeto que haya a mano), o incluso normas especiales a criterio del afortunado propietario del balón son el pan nuestro de cada día en la hora del recreo de cualquier colegio.

O de casi cualquiera, porque en la escuela de primaria Forthill, de Dundee (Escocia) el director y los profesores se han hartado de semejante anarquía y han optado por resolver la situación mediante la burocracia. Los niños de entre 10 y 12 años que quieran disputar las pachangas (¡y sus padres!) tendrán que firmar un contrato de 17 cláusulas en el que se comprometen a ser “suficientemente responsables para participar en estas actividades”.

La orden comprende tanto prohibiciones como obligaciones para los jóvenes aspirantes a futbolistas. Algunos de los comportamientos que tienen vetados son hacer faltas de forma deliberada (especialmente codazos o golpes con el hombro), alardear en la victoria y reírse del rival con cánticos ofensivos, ser mal perdedor, continuar con los piques una vez terminado el partido, o incluso ser un chupón. Asimismo, lo que se les exige que hagan es jugar con deportividad, usar lenguaje adecuado y no ofensivo, asegurarse de que el fútbol no les quita tiempo para cumplir sus tareas escolares… o cambiar de posición frecuentemente en el campo, para que todos puedan disfrutar por igual.

El contrato es un documento legal en toda regla, que incluso prevé sanciones para quien se atreva a infringir sus imposiciones. El estudiante que —a juicio de los docentes— no esté respetando lo firmado será castigado tres días sin jugar. Si reincide, la sanción pasará a ser de una semana, y si ocurre por tercera vez se extenderá al resto del curso. No consta que haya posibilidad de recurrir al Comité de Apelación, aunque sí se contempla la alternativa de demostrar buena conducta y desarrollar trabajos acerca del fair play para que la pena sea revocada.

La concejalía de Educación de Dundee, responsable última de esta iniciativa, alega que se debe a varios incidentes graves ocurridos en el patio durante este curso, y que, en todo caso, los jefes de estudios cuentan con autonomía suficiente para tomar este tipo de decisiones si lo consideran oportuno. Las explicaciones no han convencido ni a los propios padres, quienes califican la situación de “increíble” y consideran que es “corrección política llevada a la locura”. “Algunos chicos puede que estén un poco exaltados, pero a fin de cuentas son sólo niños”, alega otro padre, que asegura haber consultado la situación con un técnico del Dundee United, uno de los equipos profesionales de la ciudad. “Me dijo que era ridículo, porque básicamente decía que los chicos no pueden hacerse entradas para robar el balón”.

Estándar
Sociedad

Mujer Aterroriza Vecindario Con Su Decoración De Halloween

noticias insolitasYa viene noche de brujas, Halloween o como diablo quieras llamarla. Lo cierto es que hay personas que se lo toman muy en serio.

En la ciudad de Parma, tortura, decapitación, y sangre (mucha sangre), fueron los adornos que una mujer decidió colocar en su casa para celebrar la noche de Halloween.

Una serie de maniquíes (esperemos que no se encuentre el esposo…) han sido sometidos a toda serie de torturas, como empalamientos y crucifixiones, lo que impacta a los niños (y creo que a los grandes también…) que tienen que tomar esa ruta para ir todos los días al colegio.

La conmoción de sus vecinos ha sido tal que dudan de la salud mental de la mujer. Incluso se han unido para pedir a las autoridades que hagan algo al respecto, según información publicada por Excélsior.

Aunque la mujer asegura que hasta ahora nadie se ha acercado a quejarse directamente con ella por su destreza decorativa, pero sí considera que sería bueno bajar un poco el nivel de detalle de sus creaciones.

Estándar
Drogas

Con Sólo 10 Años, Le Robó Marihuana A Sus Abuelos Para Venderla En El Colegio

noticias insolitasESTADOS UNIDOS.- Un niño de 10 años del estado de Colorado, en Estados Unidos, sorprendió a todos en el colegio cuando llevó bolsas con marihuana para vender.

El dato más llamativo es que le robó a sus abuelos la marihuana, que era presuntamente utilizada con fines medicinales, indicó Business Insider.

El alumno vendía a sus compañeros la droga por 11 dólares la bolsa. Uno de ellos, quien no contaba con el dinero en efectivo saldó la deuda al día siguiente con chocolatina con marihuana.

“Instamos a todos los padres y los adultos que consuman marihuana con fines medicinales a que la mantengan alejada de sus hijos, así como el alcohol y las armas de fuego”, escribió en una carta a todos los padres el director de la escuela.

Estándar
Educación

La Carta A Santa Claus Que Tardó 92 Años En Llegar A Su Destino

noticias insolitasBitácoras.com.- El insólito descubrimiento de una carta a Santa Claus escrita por una estudiante del colegio Haberdashers” Monmouth School for Girls hace casi un siglo ha revolucionado la vida de las actuales alumnas de este internado para niñas del sur de Gales, que aseguran protagonizar una auténtico milagro de Navidad.

Todo comenzó, según cuenta el blog «Parentdish», cuando Andy Beddoes, un empleado de mantenimiento del centro, estaba desatascando la chimenea de una de las habitaciones del edificio en la que unos cuervos habían fabricado su nido. Mientras la limpiaba, descubrió un papel a punto de deshacerse en su interior.

Movido por la curiosidad, el hombre intentó leer su contenido, a pesar de que décadas de exposición al humo prácticamente habían borrado el texto escrito en el papel. Sin embargo, los responsables del centro educativo decidieron restaurar la nota para tratar de descifrar su contenido, tal y como relata el «Daily Mail».

La sorpresa llegó cuando pudieron leer el texto, ya que se trataba de una carta dirigida a Papá Noel y escrita por una alumna del colegio llamada Haly alrededor de 1922. En ella, la niña pedía un vestido nuevo y la novela sobre la Primera Guerra Mundial «Tell England», escrita por Ernest Raymond.

El libro fue publicado por primera vez en ese año, lo que ha servido a los responsables de la escuela para fechar la nota. Según el personal del colegio, Haly debía de tener entre diez y once años cuando escribió su carta a Santa Claus, puesto que el edificio donde fue encontrado el papel ha sido siempre un internado para niñas de esa edad.

Lo que todavía ignoran es cómo su lista de deseos navideños pudo ir a parar al interior de la chimenea y mantenerse a salvo del fuego durante 92 años. Y, por supuesto, si Papá Noel cumplió su cometido y, tal y como pedía la niña, transmitió sus deseos a su madre y Haly recibió los regalos que quería.

Sin embargo, para las actuales alumnas del centro estos interrogantes carecen de importancia. Ellas solo saben que este inusual descubrimiento les ha permitido convertirse en las protagonistas de una mágica historia de Navidad.

Estándar