Sucesos

El Dueño Del Licor ‘Hijoputa’ Pone A La Venta La Crema Catalana ‘Artículo 155’

noticias insolitasEl dueño del famoso licor de orujo asturiano Hijoputa, Rubén Lavandera, triunfa con su nuevo producto. Se trata de una crema catalana a la que ha bautizado como Artículo 155. “Te dejará tocao”, asegura en su envase.

Ante el desafió independentista catalán, son muchos los empresarios que han dejado volar a su ingenio. “Son cosas de las mías”, ha declarado a La Nueva España. “Por lo general, la gente se lo ha tomado con humor, por que es como hay que tomarse este asunto, pero ha habido alguno que me ha llamado “subnormal” y ha colgado fotos de policías y gente sangrando. Dice que cómo puedo hacer algo así. A mí me da igual. Esto me está dando mucha publicidad”, ha añadido el gijonés. La botella de Artículo 155 de20 cl se vende a 6,75 euros y la de 1 litro, a 15,40 euros.

“El licor ya lo fabricábamos. Se me ocurrió sobre la marcha lo de ponerle ese nombre, y me dije: Voy a ver, no vaya a ser que se me adelante Rajoy. Llamé al registro de Patentes y Marcas, me confirmaron que se podía registrar, encargué las etiquetas y ahí estamos”, cuenta a La Voz de Asturias.

Lavandera creó en el año 2002 la empresa Licores y Aguardientes Hijoputa. Fabrica también las galletas de mantequilla Dulces Orgías “para hombres, mujeres y viceversa” o los licores de orujo y hierbas Cojonudos.

Anuncios
Estándar
Religión

Cuelga El Teléfono Dos Veces Al Papa Y Viaja A Roma Para Disculparse

noticias insolitasUn italiano que cortó el teléfono dos veces al papa Francisco, al creer que se trataba de una broma cuando éste lo llamó, se presentó el miércoles en el Vaticano para disculparse ante el pontífice, informó el jueves l’Osservatore Romano.

Jorge Bergoglio llamó el lunes, como tiene la costumbre de hacer, a una persona enferma para ofrecerle consuelo, en este caso, al italiano Franco Rabuffi.

Rabuffi, sin embargo, creyó que alguien le estaba tomando el pelo y colgó el teléfono en dos ocasiones, hasta que la tercera vez le asaltó la duda: “me quedé sin palabras, pero Francisco vino en mi ayuda y me dijo que lo ocurrido le parecía gracioso”, explicó el enfermo.

Rabuffi se desplazó el miércoles con su mujer a la audiencia general del Vaticano para presentar sus excusas al pontífice.

El papa Francisco llama regularmente desde su apartamento a amigos y parientes, pero también a desconocidos que le escriben o cuyas dificultades llegan a sus oídos a través de terceras personas.

Estándar