Sociedad

Mujer Adinerada Quiso Robar Ropa De Una Donación Y Tuvo Una Muerte Horrible

noticias-insolitasESTADOS UNIDOS (Redacción) – Esta mujer intentaba quedarse con ropa donada para los más necesitados, lamentablemente falleció sin nadie que pudiera ayudarla al quedar atascada en un depósito de prendas.

Su nombre era Judith Permar y tenía 56 años. Ella condujo su lujosa camioneta Hummer durante la madrugada del domingo, aprovechando un momento en que no había nadie a la vista. Manejó hasta un contenedor donde la gente deja las prendas que quiere donar para los pobres, justamente en la época en la que más abrigo necesitan por las bajas temperaturas invernales.

Pese a su buen status económico ella fue en búsqueda de las prendas de caridad. Según pudo reconstruir la policía, Judith sacó una pequeña escalera de su vehículo, el cual permanecía encendido para hacer la sustracción rápidamente, y trepó para alcanzar la ropa. Sin embargo, todo indica que se resbaló. Los detalles no han sido confirmados, ya que fue hallada muerta horas después.

Las autoridades confirmaron que no fue la primera vez que Permar se quedaba con prendas destinadas para los más necesitados, ya que en noviembre habían recibido reportes de un vehículo similar removiendo objetos de los contenedores.

El resbalón llegó cuando ya la mujer había conseguido sacar un considerable volumen, pero no alcanzó a retirar su brazo, que quedó atrapado en el agujero. La caída le causó una fractura en la muñeca y la dejó colgando sin que sus pies alcancen el suelo. En esa posición estuvo durante seis horas, hasta que fue encontrada, con ropa a su alrededor y el motor de la Hummer todavía en marcha.

Según el servicio meteorológico, esa noche la temperatura descendió hasta los 6 grados bajo cero. La causa de la muerte fue consignado como golpes e hipotermia, según el médico legista del condado, James Kelly.

Anuncios
Estándar
Sociedad

Una Viuda Se Lleva El Cadáver De Su Marido De Viaje En Coche Por Alaska

noticias insolitasUna mujer de 78 años ha sido descubierta en Alaska (Estados Unidos) transportando el cadáver de su marido en el coche familiar. El muerto, también de 78 años, estaba en perfecto estado de conservación gracias a la gran cantidad de hielo que la mujer había añadido al contenedor de aluminio en el que lo llevaba.

El cadáver fue descubierto en la localidad de Ketchikan, en una de las habituales paradas que la mujer hacía para recoger hielo en las gasolineras del estado. Al parecer, la viuda llevaba conduciendo varios días. Alan Bengaard, jefe de policía del municipio, asegura en declaraciones concedidas al Ketchikan Daily News que el hombre murió en casa por causas naturales, pero que “Por algún motivo, ella decidió no ir directamente a la funeraria y se llevó el cuerpo de paseo un par de días”.

“La mujer no se acuerda muy bien de lo que pasó, pero ha estado conduciendo durante días y pidiendo hielo para echárselo al cadáver”, explica el agente. Bengaard asegura que no se han presentado cargos contra la mujer, ya que técnicamente no ha cometido ningún delito. Eso sí, ahora el cuerpo está en manos de una funeraria, según informa The Guardian.

Estándar