Ciencia

Hallazgo Científico: Es Bueno Meterse Los Dedos En La Nariz

noticias insolitasDespués de varios días feriados por las pascuas es un gran placer comenzar la semana con el siguiente descubrimiento: es sano meterse los dedos en la nariz.

Friedrich Bischinger, un conocido y famoso neumólogo, dijo que el hecho de escarbar con el dedo en las fosas nasales es un acto sano y, si además se ingiere el moco, también es algo muy saludable. (me pongo de pie…grande doc…genio…)

“Con los dedos se llega a las partes del interior de la nariz que no se puede llegar con un pañuelo y, de esta manera, se mantiene el interior de la fosa nasal limpio”, afirmó este especialista austríaco.

Al mismo tiempo el doctor Bischinger recomienda a los padres que animen a sus hijos con estas prácticas, en vez de retarlos cuando lo hacen. (Justo me acabo de sacar ese moquito que me molestaba…)

Obviamente semejante afirmación tiene un aval científico. Meterse el dedo en la nariz y comerse después el moco es “de sentido común y muy natural en el ser humano porque es una buena forma de reforzar el sistema inmunológico”.

La nariz funciona como una especie de filtro donde se concentran las bacterias que, con el aire, intentan entrar en nuestros pulmones.

Los niños suelen practicarlo de forma instintiva, pero la presión social hace que cuando son mayores dejen de hacerlo.

“Yo sólo pido que se vea de otra forma, que se anime a los niños a meter el dedo en la nariz porque es algo natural y, desde el punto de vista médico, es una idea maravillosa”, dice Bischinger.

Querida por favor lee esta nota y déjame ser feliz con mi dedo en la nariz (…hasta rima…)

Anuncios
Estándar
Salud

Partes Del Cuerpo Que No Sirven Para Nada

noticias insolitas1. Muelas del juicio
Ya no son necesarias para el tipo de alimentos que se consumen en la actualidad. A menos que alguien acostumbre a mascar hierba de forma regular. Sólo el 5% de la población tiene un juego sano de estos terceros molares.

2. Apéndice
Este estrecho tubo muscular unido al intestino grueso, servia como un área especial para digerir la celulosa cuando la dieta de los humanos consistía más de proteínas vegetales que animales. También produce algunos glóbulos blancos.

3. Los dedos del pie (excepto el pulgar)
El ser humano utiliza el dedo gordo del pie para mantener el equilibrio. El resto sólo sirve para provocar dolor cuando se estrella en la esquina de un mueble.

4. Pezones masculinos
Los conductos lactíferos se forman antes de que la testosterona provoque la diferenciación entre sexos en el feto. Los hombres tienen tejido mamario que puede ser estimulado para producir leche e incluso ser utilizados en la lactancia materna.

5. Músculo palmar
Este músculo largo y estrecho recorre el codo hasta la muñeca y ya no existe en el 11% de los humanos modernos. Debe haber sido muy importante para colgar y trepar. Los cirujanos toman ventaja de este músculo al emplearlo en cirugía reconstructiva.

6. Coxis
Nuestros ancestros homínidos perdieron la cola antes de empezar a caminar. Lo que queda es el coxis, cóccix o ‘rabadilla’, un grupo de tres a cinco vértebras fusionadas en el extremo de la columna vertebral. Su única función es ayudar a mantener los músculos de la estructura, pero su eliminación no daña al paciente. Sólo sirve para causar un dolor insoportable cuando se cae sobre la parte trasera.

7. Plica semilunaris
Un ancestro común entre las aves y los mamíferos tenia una membrana especial para proteger el ojo y barrer los residuos del exterior. Los humanos conservan solo un pequeño pliegue en la esquina de su ojo.

8. Los músculos extrínsecos del pabellón auricular.
Estos son los músculos que permiten a algunas personas mover sus orejas. No obstante, no tienen ningún otro uso que el de ser una extraña atracción.

9. Músculo piramidal
Más del 20% de nosotros carecemos de este diminuto músculo triangular similar a un marsupio que se une al hueso púbico. Podría tratarse de una reliquia de la bolsa de los marsupiales.

10. Músculo erector del pelo
Conjunto de fibras musculares lisas que permiten a los animales eriza su pelaje para mejorar su capacidad de aislamiento o para intimidar a otros animales. Los humanos conservan esta habilidad (piel de gallina), aunque evidentemente, han perdido la mayor parte de su pelaje.

Estándar