Empleo

Coca-Cola y Pepsi Indemnizan A Un Adicto A Sus Bebidas

noticias insolitasCHINA.- Olvidándose de su tremenda rivalidad por una vez, Coca-Cola y Pepsi se pusieron de acuerdo para pagarle el dentista a un joven chino adicto a sus bebidas.

Xiao Long, de 26 años, consume de manera excesiva ambas bebidas desde los 3 años, algo que le ha terminado pasando factura. A pesar de su juventud, Long padece serios problemas dentales.

Por este motivo, tanto Coca-Cola como Pepsi han llegado a un acuerdo y le pagarán una indemnización de 2.700 dólares para que pueda costearse los tratamientos para arreglarse la boca.

Esta indemnización llega después de que los padres de este joven natural de la provincia de Anhuai denunciasen a ambas compañías, culpándolas de los problemas de la salud dental de su hijo. Xiao Long lleva bebiendo desde niño hasta 3 latas diarias de estos dos refrescos.

La costumbre la tiene desde pequeño puesto que, al parecer, sus padres se las daban como sustitutas del agua. “Pensaba que la cola era una bebida normal, y nunca imaginé que pudiera tener efectos negativos, dado que la producen grandes compañías internacionales que garantizan su calidad”, ha explicado el padre de Xiao Long a varios medios locales.

Anuncios
Estándar
Empleo

Un Mozo Recibió Una Propina De 15 Mil Dólares

noticias insolitasESTADOS UNIDOS.- Si bien cuando uno concurre a un bar y luego de la atención del mozo le deja una propina, no pasa de tener una atención con ese trabajador (algunos más gentiles y amables que otros) y dejarle unos billetes a modo de recompensa por el trato dispensado.

Pero lo que le ocurrió a Brian Maixner, mesero del restaurante Doo-Dah Diner, ubicado en Wichita rompe con todos los esquemas. La propina que le dejó un cliente ronda los 15 mil dólares pero no fue en efectivo.

Así, la visión y la idea de un hombre amable y servicial contrastaba con una dentadura hecha pedazos que no agradaron a Fred Boettcher, un abogado de Oklahoma que acudió a comer al Doo-Dah Diner mientras visitaba a un familiar.

Entonces, según la KWCH, Boettcher preguntó a la dueña del restaurante si estaba de acuerdo en que él pagara por la atención dental de Maixner, para que el mesero pudiese reparar su maltrecha dentadura.

El USA Today agregó que la inquietud de Boettcher era que el mesero pudiese sentirse ofendido por su oferta de pagarle los servicios del dentista, algo que era todo lo contrario a su intención.

Así, Maixner viajó varias veces a Ponca City, Oklahoma, donde vive Boettcher, para tratarse con el dentista del abogado hasta que, finalmente, consiguió tener una sonrisa reluciente, con dientes reparados o implantes que le dieron una apariencia nueva y fresca.

Estándar