Famosos, Salud

Bigote Arrocet Sigue Los Pasos De Miguel Bosé Con Respecto A La Covid: «​No Me Pongo La Vacuna, Prefiero Morirme

Este miércoles, Sálvame ha mostrado una conversación telefónica con Bigote Arrocet en la que el cómico chileno ha mostrado su desacuerdo con la vacuna de la Covid.

Tal y como ha comentado el programa, la grabación correspondía a una llamada de teléfono del programa con él, pero, al terminar de hablar, al ex de María Teresa Campos se le ha olvidado colgar y ha empezado a hablar del coronavirus.

«Empiezan a ‘huevear’ con que hay que vacunarse ya», se le oye decir. «Me hablan de una vacuna y no me la pongo ni cagando. Yo prefiero morirme», añade el humorista.

«No quiero saber nada con vacunas de ningún tipo. ¡Ni una!», continúa la grabación. Los colaboradores han criticado sus palabras, lo han tachado de «negacionista» y han asegurado que tenían algunas sorprendentes declaraciones más que emitirían después.

Estándar
Maltratos Familiares

Un Hombre Decapita A Su Hija De 18 Años Y Se Entrega Con Su Cabeza A La Policía

Un hombre decapitó a su hija de 18 años de edad y caminó hasta una comisaría de Policía cercana en el norte de la India portando su cabeza. Un asesinato causado por el desacuerdo del padre ante la relación que la joven mantenía con su pareja.

La prueba principal de esta historia fue un vídeo, emitido por las televisiones indias, en el autor de los hechos de unos 40 años marchaba para entregarse a las autoridades con la cabeza de su hija en mano. Sumándose, así, un nuevo caso de violencia contra las mujeres en el estado de Uttar Pradesh.

«El acusado vio a su hija en una posición comprometedora con un hombre joven y, al verlo, perdió la calma y decapitó a su propia hija», ha especificado Anurag Vats, el superintendente de Policía del distrito de Hardoi donde tuvo lugar ayer el suceso.

Según la fuente, el residente de la localidad de Pandeytara «fue detenido mientras iba de camino a entregarse».

Esta no es la primera vez que el estado de Uttar Pradesh se convierte en escenario de casos de violencia contra las mujeres, sucesos que han generado una gran indignación en todo el país.

Y es que a finales de febrero, tres jóvenes «intocables» o dalits, del escalafón más bajo del sistema de castas hindú, fueron envenenadas por un joven despechado, causando la muerte de dos de ellas, después de que la mayor lo rechazara el día de San Valentín. Ese mismo año, también en Unnao, otra mujer murió carbonizada cuando se dirigía a testificar contra sus presuntos violadores.

Y el pasado septiembre, en el último caso de este territorio, una joven dalit fue presuntamente violada en grupo y herida gravemente en una aldea por hombres de castas superiores. La joven moriría semanas después por las heridas en un hospital en Nueva Delhi.

Estándar