Grandes Records

A Los 103 Años Y Con 27 Días De Diferencia, Mueren Las Gemelas Más Viejas Del Mundo

noticias insolitasINGLATERRA.- Florence y Glenys, conocidas como las gemelas más viejas del mundo, murieron a los 103 años. Al parecer, Glenys Thomas murió al no poder soportar el fallecimiento de su hermana Florence, 27 días antes.

Tras pasar más de un siglo juntas, Glenys y Florence eran mucho más que hermanas. Se entendían a la perfección, habían pasado toda su vida juntas. Por eso, cuando Glenys falleció, Florence se hundió y no pudo soportar la pena. Ahora, con menos de un mes de diferencia, murió ella también.

Según publicó el Daily Mail, Glenys murió a finales de abril, rodeada de sus familiares y seres queridos. Aunque a todos les afectó mucho su muerte, la que nunca superó la pérdida fue su inseparable hermana Florence.

Estas gemelas idénticas nacieron en el año 1911 en un pequeño pueblo llamado Abertridwr del que nunca llegaron a salir, pese a su longevidad. Además, ambas vivían puerta con puerta.

La hija de Glenys ha asegurado que “Han vivido una vida feliz, nunca salieron fuera pero siempre eran felices si estaban juntas. Su conexión fue duradera y verdadera durante toda su vida”.

Anuncios
Estándar
Vida En Familia

Trillizas Se Casan Con Ramos Diferentes Para Ser Distinguidas Por Sus Novios

noticias insolitasBRASIL.- Rafaela, Rochele y Tagiane son hermanas brasileñas que decidieron casarse el mismo día para mostrar al mundo la alianza fraguada entre las tres, según publica Daily Mail.

La unión entre mellizas está forjada desde el momento en el que vienen juntas al mundo, pero estas hermanas decidieron ir más allá.

Y lo más sorprendente de todo es que el trío de hermanas fueron a la boda con el mismo vestido y el mismo estilo de recogido para su peinado. Algo que resulta tarea difícil para saber quién era quien.

A una de ellas se le ocurrió la genial idea de que cada una eligiera un ramo de distinto color para que, tanto los asistentes como sus parejas, pudieran diferenciarlas sin problema.

Los novios, Rafael, Gabriel y Eduardo, reconocieron al término de la boda que no les hubiera importado haber intercambiado esposas en el trascurso de la boda, ya que ninguno tenía problemas en reconocer “al amor de su vida”.

Estándar