Biología

“Tizón”, El Mastín Que Se Hace El Muerto Para Que La Gente Lo Acaricie

noticias insolitas“Tizón”, un perro negro de raza mastín dedicado al pastoreo, se ha hecho famoso estos días en las redes sociales después de que un usuario de twitter contará su historia: finge estar muerto cuando se acercan paseantes en la Barranca (Navacerrada) para que le acaricien y le den de comer.

El autor del relato es Manuel Delgado, que cuenta en su Twitter cómo el pasado domingo, mientras paseaba por Navacerrada, vio a una pareja parada en la cuneta que se encontraba al lado de un perro que estaba inmóvil.

El perro había ido caminando junto a la pareja y de repente se había desplomado. Tras comprobar que no reaccionaba, la pareja procedió a llamar al número de teléfono que «Tizón» llevaba en el collar, sin obtener respuesta.

Por ello, Delgado decidió llamar al número de emergencias 112, que le pasó con la Policía Local de Navacerrada. El policía que le atendió lo primero que hizo fue preguntar: «¿Es un mastín negro?», explica el joven.

«A ese perro no le pasa nada», explicó la Policía a Manuel. «Ese es el perro pastor de la Barranca, tiene permiso para estar suelto», explicó. Tras ello, Manuel Delgado insistió en que el perro estaba inmóvil.

Fue entonces cuando la policía aseguró que «el perro estaba fingiendo. Nos llama alguien casi a diario con la misma historia, porque resulta que el perro tiene la costumbre de hacerse el muerto cuando se acerca algún paseante, para que le hagan caricias y le den comida», afirmó el policía que le asistió, según cuenta.

«Ya verá como si se aleja, el perro se levanta y se va tan campante, no le pasa nada», explicó el policía, dice Manuel Delgado, que se alejó de «Tizón», que procedió a levantarse rápidamente. Lo más cómico es, según cuenta Delgado en su Twitter, que al acercarse de nuevo «el perro volvía a su numerito de víctima de atropello».

«Tizón es el mejor actor que he visto en mucho tiempo», ha afirmado Manuel. «Debía de pesar unos 70 kilos y tenía una mandíbula y un cuello con los que te puede arrancar un brazo casi sin hacer fuerza. Pero «Tizón» no quiere tu brazo: quiere tu bocata. Y tus caricias», ha escrito Delgado en su Twitter.

Por último, ha apuntado que es «el Billy Eliot de la Sierra de Madrid. Le dijeron que debía ser pastor, pero él quiere ser actor», ha afirmado. Tras el salto a la fama del animal, su dueño, ha pedido a los paseantes que «no se acerquen al perro, porque su misión es pastorear y no jugar».

Fuente: ABC

Anuncios
Estándar
Sociedad

Vieron A Una Anciana Congelada En Un Automóvil Bajo La Nieve, Y Se Llevaron Una Sorpresa

noticias-insolitasUna mujer que pasó a su lado la vio. Golpeó la ventana del vehículo y no recibió respuesta alguna. Se alarmó. Digitó en su teléfono móvil el 9 y dos veces el 1. Emergencias. Avisó a las autoridades que una mujer mayor, con una máscara de oxígeno colocada en su boca y nariz, estaba en el interior de un auto, inmóvil, aparentemente congelada. “Murió congelada”, avisó.

Un vehículo policial arribó al lugar, en la pequela ciudad de Hudson, En Nueva York. Las temperatura eran bajo cero y la mujer no reaccionaba. El automóvil estaba cubierto por una capa de nieve. Los policías que allí estaban sospechaban lo peor.

Nadie conocía al dueño de ese Subaru estacionado allí, con lo cual los oficiales presentes decidieron romper la ventana trasera y abrir el vehículo para rescatar a la mujer. Sin embargo, cuando irrumpieron en él se llevaron una increíble sorpresa.

Se trataba de un maniquí “extremadamente realista” que alguien había colocado en la parte delantera del automóvil con una máscara en su boca. El muñeco era tan vívido que ni siquiera los policías pudieron distinguirlo. Al parecer el maniquí era utilizado para entrenamiento de ejercicios de resucitación (RCP) y que el vehículo pertenece al gerente de una empresa que se dedica a la venta de suplementos medicinales.

El dueño del Subaru no podía creer que los oficiales hubiera roto la ventana de su auto para “rescatar” a un maniquí. El jefe de Policía de Hudson fue determinante al responder la queja del gerente. “Para ser claros, todos los ciudadanos de Hudson deben saber que si aparcan su vehículo en la calle en una noche con temperaturas bajo cero con un maniquí a tamaño real muy real sentado en su interior… vamos a romper sus ventanas”, indicó Edward Moore.

Estándar