Sucesos

Dos Años Después De Enterrarla, Se Enteró Que Está Viva Y Con Buena Salud

noticias insolitasAZALIL (Marruecos) – Abragh Mohamed, un hombre común y corriente de de Azalil, en Marruecos, preparó el funeral de la mujer que creía era su esposa cuando esta murió en un accidente de tráfico. Después de dos años de enterrarla, se enteró que está viva y con muy buena salud.

La mujer apareció en el popular programa de televisión Al Mujtafun, que se traduce como “Desaparecidos”, deseando encontrar a su esposo perdido. Los amigos de Mohamed vieron la entrevista de su esposa en el programa y rápidamente lo pusieron al corriente.

Él le confesó al “Nuevo Día”: “No sabía que había enterrado a otra persona y que mi esposa todavía estaba viva”. La mujer puede haber desaparecido debido a su pérdida de memoria, pero todavía no se sabe a quién enterraron en su lugar.

Cuando ocurrió el accidente de coche, la mujer que se creía que era la esposa de Muhammad fue llevada al hospital Ibn Rochd de Casablanca. Los médicos le comunicaron a la familia que la probabilidad de supervivencia era muy baja, pero que aún así tendrían que pagar el tratamiento.

Mientras Mohamed emprendía el viaje de cuatro horas de regreso a su pueblo, ella murió. Luego recibió su cuerpo envuelto en una mortaja dentro del ataúd. Mohamed dijo: “No sabía que había enterrado a otra persona y que mi esposa todavía estaba viva”.

Anuncios
Estándar
Sociedad

Velaron A Un Taxista Sentado En Su Auto

The body of Victor Perez Cardona is propped up inside his taxi during his wake in Aguas Buenas, Puerto Rico, Sunday, May 24, 2015. Perez Cardona, 73, a cancer patient and a veteran taxi driver known in the town of Aguas Buenas as 'Vitín the driver', joined the unusual tradition of wakes to honor his profession being veiled as if he were driving his taxi. (AP Photo/Ricardo Arduengo)

The body of Victor Perez Cardona is propped up inside his taxi during his wake in Aguas Buenas, Puerto Rico, Sunday, May 24, 2015. Perez Cardona, 73, a cancer patient and a veteran taxi driver known in the town of Aguas Buenas as ‘Vitín the driver’, joined the unusual tradition of wakes to honor his profession being veiled as if he were driving his taxi. (AP Photo/Ricardo Arduengo)

PUERTO RICO.- El taxista puertorriqueño Víctor Pérez Cardona llevó un encargo muy especial en el asiento trasero de su vehículo: una corona de flores de su propio velatorio.

El hombre de 73 años, quien murió de cáncer, quiso ser velado al volante del automóvil con el que se ganó la vida durante los últimos 15 años.

“Esto es un entierro de pueblo. Ha venido gente de toda la isla. Algunos se montaron en el taxi con él y se sacaron fotos y videos de recuerdo”, dijo en entrevista telefónica su hija Generosa Pérez Torres, encargada de hacer cumplir la última voluntad de su padre.

En el interior del taxi, que fue estacionado en una funeraria, se podía observar a Pérez Cardona con gabán, corbata y sombrero mientras sus manos se aferraban por última vez al volante del vehículo.

Su cuerpo fue velado el domingo y se le enterró el lunes.

Desde 2008 los velatorios inusuales han ido en aumento en la isla caribeña, donde ya se ha visto un joven montado en una motocicleta, otro con ropa de boxeador parado dentro de un cuadrilátero, una mujer recostada en una mecedora y un hombre sentado sobre una mesa con las piernas cruzadas y un cigarro en la boca, entre otros.

Estándar