Tiempo

Una Lluvia De Barro Convierte Una Estación De Esquí De Los Pirineos En Un ‘Desierto’

El polvo sahariano tiñó de marrón la nieve de la estación de esquí El Tarter, ubicada en Grandvalira (Andorra).

Las partículas de barro han llegado a la región junto a un frente de nubes procedente del norte de África. El polvo del Sáhara suspendido en el aire e impulsado por los vientos del sur terminó en el suelo, en los coches estacionados, en las ventanas y en los balcones.

Además de Andorra, el polvo sahariano también afectó a Cataluña, Baleares, Aragón y la Comunidad Valenciana. Asimismo, se pudo observar en algunas regiones de Francia y Suiza.

«Es un fenómeno de polvo mineral en suspensión que se da sobre todo en Canarias, aunque esta vez no ha afectado al archipiélago, curiosamente», explicó a los medios Rafael Requena, de la Agencia Estatal de Meteorología en Aragón (Aemet).

Cabe señalar que las partículas de polvo suspendidas pueden ser perjudiciales para la salud, pues degradan la calidad del aire. También afectan a la generación de energía solar y a la aviación. Sin embargo, los meteorólogos coinciden en que el fenómeno no durará mucho e irá desapareciendo poco a poco.

Estándar