Sexo

Se Pone 4 Anillos En El Pene Y Los Bomberos De Dénia Acuden Por Riesgo De “Estrangulamiento”

noticias insolitasUn hombre que se había colocado cuatro anillos de acero en la base del pene ha precisado de la ayuda de los bomberos de Dénia (Alicante) porque no lograba sacarlos y había riesgo de «estrangulamiento» del miembro.

Esta incidencia ocurrió a las 3 de la madrugada del pasado jueves al viernes cuando los bomberos recibieron una llamada del hospital de la localidad para recabar su ayuda con respecto a un varón extranjero de unos 40 años, ha relatado hoy el jefe del parque de este cuerpo de extinción, Javier Fayos.

Al llegar la dotación, comprobaron que el hombre se había colocado cuatro anillos de acero en la base del pene y que los mismos oprimían sobremanera al órgano sexual, por lo que había peligro de estrangulamiento.

Los bomberos utilizaron una pequeña sierra de alta precisión, tipo Dremel, y «con mucho cuidado y refrigerando la zona continuamente con suero fisiológico por el calor que generaba el rozamiento» realizaron ocho cortes (dos por anillo) para solucionar el problema.

«No es la primera vez que nos llaman del hospital para romper anillos aunque normalmente están en los dedos. No es frecuente que se hallen en el pene -creo que es la segunda vez que esto sucede- ni tampoco es habitual que sean de acero, lo que ha obligado a hacer dos cortes, uno arriba y otro abajo, porque por la dureza del metal con uno no era suficiente», ha explicado el jefe del parque.

Esta delicada intervención, que se saldó con éxito, fue necesario efectuarla en uno de los quirófanos ante la posibilidad de que algo pudiera fallar en el momento de realizar los cortes, y contó con la presencia de los bomberos y diverso personal médico y de enfermería.

Estándar
Salud

Aberrante: Una Mujer Mató A Su Hijo Por Tener Las Orejas Demasiado Grandes

noticias insolitasTURQUÍA.- Las autoridades turcas analizan la muerte de un niño de 10 años a manos de su madre en un hospital de Ankara.

Al parecer, Nuray Sacan, principal sospechosa del homicidio, estranguló al pequeño porque aseguraba que sus enormes orejas estaban arruinando su vida.

Según publica el diario Mirror, Sacan había pagado una operación de cirugía estética en el hospital Gazi de Ankara para modificar el tamaño de las orejas de su pequeño pero no quedó nada satisfecha con los resultados, algo que comunicó de inmediato a los cirujanos allí presentes. Con la situación tal y como estaba, la mujer metió a su hijo en el baño y lo asfixió con su propia bufanda.

Sacan fue sorprendida cuando huía del hospital en su coche pero en plena fuga impactó contra otro vehículo. Una vez llegada la policía al lugar de la colisión, la mujer confesó el asesinato.

«Sus orejas se habían vuelto aún más grandes tras la operación. Estaba horrible y se habría sentido aún más avergonzado delante de sus amigos. Lo hice para que no tuviera que pasar por tal situación», asegura Nuray Sacan a los medios locales.

La mujer había decidido pagar la operación porque su hijo había sufrido años de acoso y burlas debido al tamaño de sus orejas.

Desde el hospital Gazi donde se intervino quirúrgicamente al pequeño de 10 años aseguran que la operación salió bien y que el niño debía ir a casa porque los resultados tardarían unos cuantos días en verse. Sin embargo, la madre no quiso esperar y acabó con su vida de la forma más cruel.

Estándar