Internet

Una ‘Tiktoker’ Aprende Por Accidente Lo Doloroso Que Es El ‘Spray’ De Pimienta En Los Ojos

Los llamados rollos de una noche pueden ser lo más divertidos o decepcionantes, pero la tiktoker Hanna Jakobsen valoró muy positivamente a su ligue cuando le dio un ‘obsequio’ antes de marcharse de su casa. Sin embargo, este regalo terminó volviéndose contra ella, aunque por accidente.

Esta usuaria compartió un vídeo en el que quería alabar al chico que acaba de conocer, al que de momento había visto solo un día pero ya creía que existían posibilidades de que fuera «amor verdadero» por el gesto que tuvo con ella.

«Cuando vuelves a casa y él te da un spray de pimienta para que te protejas», destacó Jakobsen antes de mostrar el bote y dispararlo al aire. Lo cierto es que, otras cosas como acompañarla, que pidiera un taxi o que se quedara a dormir habrían sido mejor opción, pues el viento no quiso que Hanna se protegiera demasiado bien.

Tras dispararlo por hacer la broma frente a sus seguidores de TikTok, una ráfaga de viento empujó el líquido y llegó directamente a los ojos de la joven, provocando que le empezaran a arder.

«¡Dios mío, mi ojo! ¡Quema!», gritó la tiktoker mientras lloraba y corría, probablemente a algún lugar en el que poder lavárselo con agua. Se desconoce si, que se rociara a sí misma, provocó que se desenamorara automáticamente de este chico, pues antes de que el spray de pimienta llegara a sus ojos parecía que iba a decir «romance adolescente», por lo que parecía bastante abierta al amor.

Estándar
Fuera El Terrorismo

Un Niño Dona Sus Ahorros Para Reparar Una Mezquita Atacada Por Vándalos

noticias insolitasTras los sangrientos atentados de París se han producido algunos altercados con ciudadanos musulmanes en los países occidentales. Uno de ellos ha tenido lugar en Pflugerville, Texas (Estados Unidos). Un grupo de vándalos han arrasado una mezquita en venganza por el atentado que costó la vida a 129 personas y dejó más de 300 heridos.

Los atacantes del centro religioso entraron por la noche y llenaron el suelo de páginas arrancadas del Corán manchadas de heces humanas. También orinaron en las paredes y rompieron algunos muebles. No hay cámaras de seguridad en el lugar de los hechos, por lo que no se sabe cuántos fueron los que entraron ni hay ninguna pista, más allá de los restos fisiológicos que dejaron desperdigados.

Pero de entre anta barbarie, ha salido un gesto positivo. Mientras Faisal Naeem, responsable de la mezquita, daba una entrevista a una televisión local explicando los hechos, un niño se le acercó y le dio 20 dólares (casi 19 euros) «para pagar las reparaciones».

El propio Naeem lo cuenta en la página web Buzzfeed: «Como este es un pueblo pequeño, pensé que el niño y su madre estaban viendo la entrevista por ver las cámaras y a los periodistas. Pero cuando terminé de hablar, el pequeño se acercó y me dio los 20 dólares».

Los reporteros de la cadena de televisión KXAN que presenciaron el gesto explican que el niño, que se llama Jack Swanson y tiene 7 años de edad, se enteró de lo que había pasado en la mezquita «y quiso dar lo que tenía ahorrado en su hucha cerdo para la reconstrucción».

Laura Swanson, la madre de Jack, explica a la misma cadena de televisión que la decisión de su hijo se fraguó cuando los dos estaban en el coche hablando «sobre lo terrible que es que alguien ataque tu iglesia y que encima huela a caca». La mujer asegura que «Es asqueroso y repulsivo. Da igual en lo que creas, en lo que yo crea o en lo que cualquiera crea, todas las creencias son importantes».

Los responsables de la mezquita están muy emocionados con el gesto de Jack, y quieren regalarle algo para las próximas navidades. «Ese niño es esperanza», asegura Faisal Naeem. Y también un ejemplo, añadimos nosotros.

Estándar