Sexo

Hospitalizan A Un Japonés Después De Masturbarse Con El Estómago De Un Rape

noticias insolitasUn japonés acabó en el hospital después de masturbarse con el estómago de un rape. El hombre, que fue colgando cada paso de su peripecia en internet, utilizó la víscera de este animal como guante y acabó cogiendo una infección gravísima.

En una serie de publicaciones en 2channel, el masturbador anónimo dijo que él trabaja con rape regularmente y quería masturbarse con el estómago del pez por «curiosidad», recoge el diario «Metro». Aunque este japonés tomó sus precauciones desinfectando cuidadosamente el estómago del pez con sal y etanol antes de frotarlo contra su pene, la experiencia no fue del todo satisfactoria.

En una de la publicaciones que subió a internet, este onanista mostró su mano envuelta con el estómago del animal y un breve mensaje: «Ahora me quito los pantalones».

Más tarde acabó revelando su traslado al hospital como consecuencia de un intenso dolor en el pene. Por lo visto, los médicos le diagnosticaron una inflamación en la uretra y lo sometieron a un tratamiento con antibióticos. Se cree que cogió una infección parasitaria durante su masturbación.

El hombre explicó que también debe aplicarse una crema en el miembro para eliminar la sensación de escozor que le provoca ir al baño. A pesar de estas penurias, el japonés ha dicho estar ansioso por probar ahora con un calamar muerto.

Anuncios
Estándar
Salud

Se Colocó Un Doloroso Piercing En Un Seno, Le Causó Una Infección Y Debió Sacarse La Prótesis

noticias-insolitasDesde los 21 que decidió lucir un escote más pronunciado. Ya con 33 años, sus senos lucían perfectos para su gusto. Eran grandes y prominentes. Una de sus inocultables armas de seducción. Pero lo que Nikki Belza no sabía es que pondría en riesgo su vida cuando decidió colocarse un doloroso piercing en uno de sus pezones.

Camarera de un local nocturno de Las Vegas, Belza es conocida por los cócteles que ofrece a la concurrida clientela. Siempre amable, a principios de año decidió incursionar en el mundo del piercing y perforarse un pezón. Sin embargo, meses después, el dolor se transformó en agonía, producto de una infección en su pecho izquierdo.

Una de las noches en que sostenía un trago, el cuerpo de Belza dijo “basta”. Colapsó. La clientela se alarmó de inmediato y los dueños del local llamaron al 911. Una ambulancia la socorrió hasta un hospital. Nikki estaba grave.

La fiebre trepó más de 40 grados. Los médicos estaban preocupados, no sabían qué podía haberle causado semejante cuadro. Ella estaba convencida de que moriría. Luego de algunos análisis, el laboratorio determinó que Belza tenía Estreptococo A, una infección que habría sido contagiada por su marido.

La bacteria desarrolló una septicemia, una forma de envenenamiento de la sangre que puede provocar la muerte de quien lo padece. Ese cuadro golpeó el tejido mamario de Belza, lo que llevó a los médicos a tener que operar el busto de la camarera y reducirlo considerablemente.

“Quedé devastada al verme con sólo un seno, y ahora soy totalmente plana de un lado. Pero sé lo afortunada que soy por estar viva. No puedo creer que hacerse un procedimiento tan simple como un piercing puede derivar en algo tan serio como una septicemia”, indicó la mujer, quien ya avisó que en seis meses volverá al quirófano, esta vez para recuperar el volumen de su pecho.

Belza explicó cómo fue el recorrido de la bacteria: “Mi marido tuvo una infección en la garganta y me pasó la infección. Como consecuencia de mi reciente infección en el pezón estaba más propensa a desarrollarla y mi tejido mamario resultó dañado”.

“Creí que moriría y sabía que sacar mi busto sería el único camino para salvarme, pero cuando me desperté de la operación no podía mirar mi pecho”, recordó la bella mujer.

Estándar
Salud, Sexo

Operan A Una Joven En Camerún Y Descubren Un Preservativo Dentro De Su Apéndice

noticias insolitasUna joven de 26 años acudió a un hospital de Camerún quejándose de un intenso dolor abdominal. Llevaba un día sin comer por las molestias y apenas se podía tener en pie. Los médicos rápidamente vieron que se trataba de un caso de apendicitis aguda, y decidieron operar a la joven de urgencia. Pero lo que iba a ser una intervención rutinaria terminó en una increíble sorpresa: dentro del apéndice de la paciente había un condón.

Según informa el Dailly Mail, los médicos se quedaron de piedra al ver lo que había en el intestino de la mujer. No existe un caso igual en toda la historia de la medicina.

“Diseccionamos el apéndice y encontramos un trozo incompleto de goma. Tras examinarlo con cuidado, nos dimos cuenta de que se trataba de un preservativo”, aseguran los médicos en un artículo publicado en la revista Journal of Medical Case Reports.

Pero, ¿cómo había llegado ahí ese objeto? Cuando la paciente despertó de la operación, reconoció haberse tragado por accidente un preservativo dos semanas antes. Según explicó, mientras practicaba sexo oral a su novio, el condón se rompió y parte de él terminó al fondo de su garganta, y finalmente en su estómago.

A pesar de ello, la mujer no se preocupó hasta cinco días después, cuando descubrió restos del sistema anticonceptivo en sus deposiciones. Cuando empezó el dolo abdominal ni siquiera lo atribuyó al percance.

Muchos casos de apendicitis comienzan con algún tipo de objeto o resto alimentario que queda atrapado en la zona, la infecta y provoca una inflamación. En esos casos es necesaria una operación urgente, para evitar una rotura en el intestino o una infección generalizada, dos situaciones que pueden acabar matando a quien las sufre.

Los médicos han encontrado ganchos, balas, palillos, trozos de metal, semillas e incluso llaves en el apéndice, pero nunca un condón. Estos objetos pueden permanecer años en la zona antes de causar una infección, advierten los médicos.

Estándar
Biología, Sexo

Cocodrilo Muerde Testículo De Hombre En Australia

noticias insolitasEste pequeño reptil ha hecho un dulce bocadillo con los testículos de este hombre no identificado.

En la imagen puedes apreciar a un pequeño cocodrilo de agua salada disfrutar de los testículos de este hombre, como si fueran un sabroso bocadillo (aaayyy que dolor…)

La imagen fue enviada a la sección a NT Noticias en Australia por una mujer no identificada. Según un experto local en cocodrilos y el dueño del Crocodylus Park, Profvesor Grahame Webb la imagen es real.

Otro experto en cocodrilo, que no quiso ser identificado, dijo que el hombre podría estar en riesgo de una infección grave, por la presencia de una bacteria muy patógena que se encuentra en los dientes de la criatura.

No sabemos cómo este hombre saco a la pequeña fiera del lugar del hecho, ni como ha quedado su intimidad. Si ha quedado… Lo que si se ha notado un cambio en los hábitos “varoniles” del cocodrilo, obviamente después de la ingestión del bocadillo…

Estándar
Internet

Hombre Intenta Vender Su Pierna Amputada Por Internet

noticias insolitasLeo Bonten perdió su pierna por una infección bacterial originada por un hueso roto. Unos meses después, comenzó a tener problemas económicos y decidió vender su pierna en eBay. Bonten transformó su pierna en una curiosa lámpara de piso y la puso en venta en 128 mil dólares.

Desafortunadamente, el sitio de Internet prohíbe la venta de cuerpos o partes del cuerpo. Los vendedores solo pueden ofrecer productos con cabello humano, cráneos y esqueletos si tienen funciones médicas.

Estándar
Internet

El Ébola Ya Tiene Su Propio Juego Online

noticias insolitasINGLATERRA.- La gente es rápida y sabe que a los viciosos de los video juegos, cualquier noverdad es llamativa. Es por eso que se largó el juego “Plague Inc”. ¿De qué se trata? De desparramar el Ébola por todo el mundo. El juego online ya cuenta con más de 35 millones de jugadores alrededor del mundo.

“No quiero que mi juego se asocie con esta epidemia”, asegura su creador James Vaughan, un joven de 27 años, cuya empresa, Ndemic Creaciones tiene sede en Londres. El juego fue lanzado al mercado en mayo de 2012, pero no fue hasta que se produjo el reciente brote de ébola en diciembre de 2013 en , que el juego creado por Vaughan se viralizó.

Comienza con la infección del “paciente cero”, a partir de ahí, el jugador tendrá que tratar de infectar con esta enfermedad mortal indeterminada al mayor número de personas hasta lograr la extinción de la humanidad.

El jugador puede ir mutando el virus a medida que avanza el juego para que sea, por ejemplo, resistente a según que medicamentos, y crear situaciones que favorezcan el contagio como lugares donde los servicios sanitarios son deficientes o dónde no se lavan las manos.

Desde la semana pasada, cualquiera que entre en la de ‘Plague Inc’ encontrará accesos directos a las páginas de las asociaciones que prestan ayuda a los países afectados por la enfermedad.

“Es una buena manera para llamar la atención (sobre esta enfermedad)”, explica Vaughan, quien asegura que muchos profesores universitarios le han escrito para decirle que estaban usando su juego para explicar a sus alumnos cómo se propaga una epidemia.

Estándar