Tecnología

Yingying: La Radical Solución De Un Ingeniero Chino Para Terminar Con Sus Fracasos Amorosos

noticias insolitasUn ingeniero chino experto en inteligencia artificial se casó con una mujer-robot construida por él mismo, en una ceremonia a la que asistieron su madre, amigos y compañeros de universidad.

Aunque el matrimonio no tiene valor legal, la fiesta no dejó de ser pomposa ni emotiva, con un banquete, regalos y el velo rojo sobre el rostro de la novia, típico de las bodas tradicionales de esta cultura oriental.

La novia, creada por Zheng Jiajia en 2016, se llama Yingying y según el novio, que tiene 31 años, comenzó una relación con él hace dos meses.

Zheng, que no tenía pareja desde hacía años, optó por fabricarse su propia esposa después de que su familia y amigos llevaran tiempo presionándolo para que se casara, según contó a la prensa local.

Yingying es capaz de hablar mediante una conexión a un ordenador con textos y archivos de audio almacenados, también puede reconocer fotografías y objetos, y aún no está programada para caminar, aunque su esposo y desarrollador afirmó que está trabajando en ello.

El joven Zheng, que trabajó unos años en la multinacional tecnológica Huawei pero en 2014 abrió su propia compañía, aseguró que piensa vivir con Yingying hasta que la muerte —o los problemas de batería— los separe.

Anuncios
Estándar
Salud

Un Ingeniero Británico Se Opera A Sí Mismo “Para No Morir En Una Lista De Espera”

noticias-insolitasUna mala operación de abdómen hace 15 años provocaba diariamente dolores insoportables en Graham Smith, un ingeniero británico, debido a que los cirujanos, en aquella ocasión, se olvidaron dentro de su cuerpo un trozo de nylon de 8 milímetros. Pese a la insistencia de Smith a los médicos, tras una consulta cancelada y harto de las largas lista de espera en el hospital, decidió realizarse una auto-cirugía. “Lo intenté por los canales habituales, pero tenía septicemia”, confesó Smith a la BBC.

“No tomé la decisión a la ligera. Estaba desesperado pero tenía que tomar el control de la situación porque no estaba preparado para morir en una lista de espera”, añadió.

Se fabricó, gracias a un dentista amigo suyo, sus propios instrumentos de titanio. “Tenía un pequeño trozo de nylon que sobresalía en mi abdomen. Era sólo de 8 milímetros pero tenía 12 nudos comprimidos. No podía limitarme a cortarlo porque entonces habría tenido problemas. Tuve que deshacer los nudos uno por uno y fabricarme las herramientas que me permitieran hacerlo”, manifestó a la BBC.

Smith admite que su iniciativa fue imprudente, pero el dolor le hizo estar desesperado y tomó esa solución drástica después de que sus citas para ser operado fuesen canceladas en dos ocasiones. No se arrepiente, es más, se ha mostrado satisfecho con su actuación: “Soy un hombre nuevo. Durante 15 años, tuve que caminar encorvado e inclinado hacia la izquierda”.

Antes de que se operase, el Hospital Aintree de Liverpool, informó a Smith de que podría tener una cita con el cirujano ese mismo lunes, pero no acudió. Tras la operación, desde el centro han asegurado que estarán en contacto con el ingeniero para tratar de aconsejarle en sus cuidados postoperatorios. Asimismo, desde el colegio oficial de cirujanos de Reino Unido rechazan todo este tipo de auto-prácticas: “Al realizar una auto-cirugía sin formación quirúrgica, existe un alto riesgo de que el procedimiento pueda ir mal, o se dañe otra parte del cuerpo. También existe la posibilidad de infección”.

Estándar
Empleo

Un Hombre Consigue Trabajo De Ingeniero Tras Sacarse 54 Años La Carrera Mientras Limpiaba Suelos

noticias insolitasNo hay límites. Ni excusas. Si se tiene un sueño, y se tiene voluntad de cumplirlo, nada puede pararnos. Y si no, que se lo digan a Michael Vaudreuil.

Este norteamericano de 54 años perdió su negocio en 2008 con la gran recesión. Era un ciudadano de clase media, propietario de una empresa que se dedicaba al embellecimiento de pinturas. Se quedó totalmente sin ingresos, pero no se vino abajo. Se apuntó a la universidad para estudiar ni más ni menos que una ingeniería. Como no tenía dinero, para poder pagar la matrícula aceptó un trabajo de bedel en el mismo centro: limpiaba de noche las clases que luego ocupaba por la mañana como alumno.

Este durísimo ritmo de trabajo+clases+estudio ha hecho que Vaudreuil tardara el doble que el resto de sus compañeros. Pero tras 8 años de esfuerzo, por fin recibe su recompensa. LA semana pasada se graduó y no solo eso, también ha conseguido trabajo en la prestigiosa compañía Pratt & Whitney, especializada en motores de avión.

“El día de la graduación se hizo realidad el sueño con el que he estado fantaseando los últimos años a diario”, explica el recién licenciado a NBC News. “La ceremonia fue muy buena y maravillosa, pero lo mejor ha sido conseguir un trabajo”, asegura.

Michael Vaudreuil asegura en el mismo medio que en ningún momento se le cayeron los anillos por limpiar aulas y vigilar que los demás alumnos no fumaran o no hicieran alguna trastada. El hombre tomó la decisión al saber que todos los empleados de la universidad tenían derecho a clases gratis.

Para cumplir su sueño, Vaudreuil ideó un ingenioso plan: se centró solo en una o dos asignaturas por semestre, para aprobarlas siempre a la primera y que no se le atragantara el temario. Su estrategia salió a la perfección, e incluso tuvo tiempo de apuntarse a algunas clases de psicología para completar su currículum.

Pero a pesar de que las cosas iban bien, no consiguió ninguna plaza de becario mientras estudiaba. En vez de hundirse pensando que le rechazaban por ser demasiado mayor, decidió perseverar y seguir mandando su currículum, hasta que al final pudo conseguir una entrevista en Pratt & Whitney.

Michael se incorporará a la empresa en julio, y por eso ha decidido seguir limpiando su ya antigua universidad hasta el día 30 de junio. quiere apurar para seguir teniendo una paga y poder costearse la mudanza que debe hacer para poder vivir cerca de su nuevo puesto de trabajo.

¿Y cómo ha podido aguantar tantos años con un ritmo tan duro de trabajo y estudio, sabiendo que a lo mejor no conseguiría un empleo digno? “Todos los días por la noche me decía “Lo has hecho, por la mañana parecía imposible, pero ahora estás en la cama y has cumplido”. Ese era min mantra”. Una buenísima lección.

Estándar