Cine Y Televisión, Futbol

Leo Messi Quiso Ligar Con Susi Caramelo… Y Ella Lo «Rechazó» Porque No Sabía Quién Era

La reportera y presentadora Susi Caramelo contó en Ilustres Ignorantes, de Movistar +, cómo fue el día en el que Leo Messi la invitó a una fiesta y cómo ella, después de vacilarle, le rechazó porque no le reconoció.

«Hace muchos años […] estaba en la discoteca Catwalk de Barcelona con un chico», empezaba contando Susi Caramelo. En un momento dado, decidió ir al servicio y allí se encontró con un grupito de gente que hablaba con un tal Lionel, al que Caramelo descubrió como «un chavalín».

«Me estaba lavando las manos y vi que estaba el chavalín solo sentado en un sofá y yo que soy muy simpática y hablo con todos le pregunté: ¿Qué te llamas Lionel? ¿Como las lionesas? ¿Y a tí de qué te gustan, de crema, de nata o de chocolate?», contaba la reportera.

Más tarde volvió a cruzarse con Lionel, que se puso a «sonreirme y ponerme caritas» y le preguntó «¿Qué haces ahora?». Carmelo le perdió de vista en ese momento por una «marabunta de gente que le acorraló».

Así que Susi Caramelo preguntó quién era y cuando le dijeron que era el «mejor jugador de fútbol del mundo exclamó: «¡No me jo… que le acabo de decir que estoy con otro!», porque Susi Caramelo había ido a la discoteca con otro hombre.

«Le dejé con el tumulto y me fui para fuera y vino otra vez y me preguntó si me iba a su casa, que iban a hacer una fiesta… y me hubiera ido, pero dije que no porque era tan pobre que como me fuera a casa de ese tío no me echaban de allí ni con tarjeta roja y además no podía pagar el parking».

«Esta es la historia de cómo rechacé a Leo Messi y se me pasó el tren. Ahora sé quien es hasta Tamudo», bromeaba la colaboradora.

Estándar
Sucesos

Un Mozo Recibió Una Herencia Millonaria Del Padre Que No Lo Reconoció

noticias insolitasUn mozo residente en Palma (España) recibirá una herencia millonaria después de que un juzgado reconociese que nació a raíz de una relación extramatrimonial de su padre, al que se atribuye un patrimonio valorado en más de dos millones de euros, con una empleada que trabajaba en su casa.

El beneficiario de la herencia, nacido en Utrera (Sevilla), nunca fue reconocido por su padre, tiene 54 años y emigró a Palma obligado por su situación económica, según ha señalado la defensa del mozo, representada por el bufete Fernando Osuna.

Su padre, que no le dejó ningún bien en el testamento, murió en 2001 y se negó a reconocerlo como hijo y a ayudarle económicamente, tras lo cual el mozo comenzó a pleitear.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, el juzgado de Utrera recordó que en 1964 el padre biológico tuvo que pagar a la empleada una indemnización tras un procedimiento contra él por estupro seguido en un juzgado de la localidad.

La sentencia resaltó que era conocida la relación entre el hombre adinerado y su empleada. Además, la juez destaca que en la vista oral apreció un «extraordinario parecido físico» entre el mozo y los hijos reconocidos del fallecido.

Toda la herencia la tienen sus hermanos de padre, que se niegan a compartirla con el mozo a pesar de las muchas gestiones realizadas por él, según el abogado, quien ha señalado que tiene constancia de que en la herencia hay al menos una finca rústica y viviendas, aunque sospecha que puede existir más patrimonio oculto.

Después de cinco años de juicio, el juzgado determinó que los familiares tuvieron una actitud «claramente obstruccionista», impidiendo las pruebas en el cadáver.

La juez de Utrera también reprochó a los hijos reconocidos que mantuvieron una «negativa absolutamente injustificada» para no hacerse las pruebas del ADN porque no se presentaron en el Instituto de Toxicología de Sevilla.

Estándar