Empleo

Un Bar De Málaga Cambia El “Pitufo Catalana” Por “Pitufo Andaluz” Ante El Boicot De Los Clientes

noticias insolitasCorre como la pólvora de whatsapp en whatsapp, provocando más de una sonrisa por el ingenio y la crítica que lleva implícita. Una foto a un cartel del bar del CD La Unidad, del barrio de Nueva Málaga se ha viralizado al explicar las razones por la que el “pitufo catalana” dejará de llamarse así y pasa a denominarse “pitufo andaluz”. Los responsables del bar han mostrado sus razones para este cambio, que además argumentan que “pido el referéndum” para aprobar el cambio de nombre ya que “es una democracia”.

El razonamiento en sencillo por los responsables del bar y se fundamenta en que “el pan es de Málaga”, el tomate que utilizan es “de la comarca del Guadalhorce”, el aceite “de Riogordo” y el jamón serrano “de la Alpujarra granadina”.

Así que los responsables del bar del CD La Unidad señalan que “no podemos engañarles más” y proponen el cambio en la carta de desayunos y merienda.

Chema, uno de los que llevan el bar, señala que la idea surgió “a modo de broma el domingo por la mañana” y después de comprobar que “este pitufo, que era uno de los más populares, dejó de pedirse”. Aunque ellos no le dieron difusión, un cliente le hizo una foto y empezó a difundirse por redes sociales “y nos hemos quedado asombrados por la repercusión”. “Desde el mismo domingo empezó a venir mucha gente pidiendo el pitufo andaluz”, comentó Chema, quien señaló que “parece que se quedará así, porque con el cachondeo todo el mundo lo pide así”.

Anuncios
Estándar
Grandes Records

El Pan Más Grande Del Mundo Irá A Parar A Organizaciones De Caridad

noticias insolitasMálaga, 8 may (EFE).- El pan más grande del mundo, de 267,8 kilos, 9,53 metros de largo y 57 centímetros de ancho y que ha sido presentado hoy en Málaga, irá destinado a organizaciones como Cáritas o Los Ángeles Malagueños de la Noche tras ser degustado por los asistentes al evento, según ha confirmado a Efe la organización.

Un notario ha certificado que la creación del panadero Juan Manuel Moreno, elaborada en el municipio de Vélez-Málaga, es el pan más grande del mundo con 267,8 kilos, superando el récord actual que estaba establecido en 167 kilogramos.

En declaraciones a los medios, Moreno ha destacado que esta elaboración ha conllevado “un mes de cálculos y entrenamientos”, y ha agradecido a las instituciones y empresas participantes su colaboración en el proyecto.

Para la cocción del pan se precisó un horno de un tejar de ladrillos, al que acudieron 16 bomberos para ayudar a sacarlo, una fase que el panadero ha destacado como “la más difícil” de todo el proceso.

Se han necesitado 200 kilos de harina, 100 litros de agua, 1,5 kilos de levadura, 5 kilos de sal y 1’5 de masa madre para elaborar el pan, según ha informado el propio panadero.

La barra de pan ha sido transportada en un camión y trasladada al escenario con la ayuda de agentes de la Policía Local y parte del público asistente, que la organización cifra en 200 personas.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que ha estado presente en el acto, ha manifestado que esta pieza es “digna de ser conocida” y ha felicitado la labor del maestro panadero.

La elaboración del pan artesano más grande del mundo, que aspira a entrar en el Libro Guinness de los Récords, es una de las iniciativas convocadas con motivo de la celebración del Málaga Gastronomy Festival, una cita que busca aunar el contenido gastronómico con la cultura y entretenimiento.

Estándar
Sociedad

Multan A Ocho Jóvenes Por Jugar Al Parchís En Una Plaza De Madrugada

noticias insolitasMálaga, 14 sep (EFE).- Ocho jóvenes de entre 20 y 30 años han sido multados cuando se encontraban jugando al parchís y consumiendo bebidas sin alcohol en una plaza de Málaga de madrugada, por lo que deberán pagar cada uno 101 euros, según informa el diario “Málaga hoy”.

Este grupo de amigos se había reunido sobre las 23:00 horas del pasado miércoles como cada noche y, tres horas más tarde, cuando cuatro de ellos jugaban al parchís sentados en un escalón mientras las chicas conversaban, la Policía Local requirió a uno de ellos su documentación.

Conchi Toro, 29 años, ha explicado al periódico malagueño que no esperaban que fueran a multarlos y que les dijeron que “no se puede consumir nada y que habían recibido quejas de vecinos a los que les molesta el ruido de los dados con el cubilete”.

Recuerda que portaban dos botellas de agua y una lata de refresco de cola vacías y que junto a ellos también había una silla de playa en la plaza, situada en el barrio de La Purísima, próximo a la calle Eugenio Gross.

“La Policía empezó a sacar las denuncias para que las firmáramos. Nos quedamos muertos porque no estábamos ni siquiera chillando, sólo hablando”, comenta.

Añade que no han cometido “ningún delito”; que en esa plaza se juntan todos desde que empezaron a andar, “hace más de 25 años”, y que les dijeron que eran muchos y que no podían hacer “una reunión así como así”.

La Policía, según consta en el escrito citado por el rotativo, justificó su actuación en la “permanencia y concentración de personas consumiendo bebidas en zonas no autorizadas”,

En el caso de los chicos los hechos denunciados se refieren “al consumo de bebida sin alcohol y jugar al parchís”, mientras que en el de ellas se destaca sólo lo primero.

La multa para los ocho es la misma, que consideran “excesiva” y que tienen previsto recurrir.

“No tenemos forma de pagar la sanción. Excepto dos, todos estamos en el paro. Una de mis amigas tendría que trabajar una semana entera como repartidora para asumirla”, se lamenta Conchi.

Ana, otra sancionada, cree “indignante” la situación y añade que sale de una hamburguesería todas las noches a la 1:00 y se pasa únicamente a ver a sus amigos como para que le multen “por beber agua en la calle”.

Aída precisa que estaban “muy tranquilos sentados tomando el fresco y no armando jaleo” y que si les multan “por dos simples botellas de plástico, que no estaban ni llenas, ¿qué será lo siguiente?”, mientras Francisco lo ve “una vergüenza” y explica que cada uno vive en una calle que desemboca en la plaza.

Estándar