Sociedad

Peleó Para Los Nazis Y Terminó Preso: Dejó Una Curiosa Herencia Al Pueblo Donde Fue Capturado

noticias-insolitasALEMANIA (NA) – Un antiguo SS alemán -pertenecientes a las fuerzas nazis- estuvo preso en Escocia durante la Segunda Guerra Mundial, dejó de herencia más de 384.000 libras (458.000 euros) al pueblo escocés donde fue detenido, como muestra de agradecimiento por la gentileza que tuvieron hacia él sus habitantes, informa la prensa británica.

Heinrich Steinmeyer, un exmiembro de la Wafen SS, fue detenido con 19 años en Francia y transferido al campo de prisioneros de Cultybraggan, cerca de la localidad escocesa de Comrie.

Al alemán, fallecido en 2013 a los 90 años, indicó en su testamento que quería legar esos fondos al pueblo, y su deseo está a punto de cumplirse, indicó el viernes en un comunicado el Comrie Development Trust, que administrará la donación.

“Quisiera expresar mi agradecimiento a los escoceses por su gentileza y su generosidad, que pude apreciar durante mi encarcelamiento en Escocia” había escrito Steinmeyer en su testamento.

El alemán se había quedado un tiempo en el pueblo, tras su liberación, y trabajó ahí, e incluso volvió varias veces años más tarde.

“Mi madre y mis amigos, todos los colegiales de la academia de Morrison en Crieff simpatizaron con Heinrich a través de la alambrada del campo de Cultybraggan”, explicó este sábado en BBC Radio 4, George Carson, hijo de uno de los amigos escoceses más cercanos a Heinrich Steinmeyer.

Anuncios
Estándar
Biología

Detenido Por Enseñar Al Perro De Su Novia A Hacer El Saludo Nazi

noticias insolitasIncitación al odio ya es cualquier cosa contraria a los sofismas del Sistema. Incitar al odio consiste en disuadir a la población de ser arrastrada más allá de los confines de nuestra civilización occidental. En ese contexto orwelliano, hay cuestiones tabúes que tienen naturaleza punitiva y otras que, sin embargo, deben circunscribirse al ámbito estricto de la libertad individual por ser de signo contrario

Por ejemplo, si la presentadora judía de una televisión sueca defiende en un programa de máxima audiencia la desaparición de la raza blanca del país, los televidentes autóctonos deberán limitarse a hacerse los “suecos” para no ser tachados de intolerantes ni antisemitas. Si unos titiriteros contratados por el Ayuntamiento de Madrid exaltan a los terroristas en una función infantil, entonces los progres abajo firmantes decidirán que el humor negro no puede ser nunca constituitivo de infracción criminal. Si adiestramos a nuestra mascota para que haga el saludo comunista a la voz de “curas al paredón”, se trataría tan sólo de una inofensiva muestra de humor sardónico.

En cambio, un trabajador de un “call center” ha sido detenido tras subir un vídeo en el que aparecía el perro de su novia haciendo el saludo nazi cuando escuchaba la frase “Gas para los judíos”. (Pinche aquí para ver el video)

Markus Meechan, de 28 años de edad y natural de Coatbridge (Reino Unido), pasó la noche entre rejas después de que la policía acudiera a su casa y lo detuviera como sospechoso de un delito de odio. Horas más tarde el joven era puesto en libertad.

En el vídeo se puede ver al perro de la novia de Meechan, un carlino llamado “Buddha”, saludando al oír la frase: “Gas a los judíos”.

Markus Meechan ya había grabado al perro viendo discursos de Hitler y en otra ocasión levantando la pata mientras escuchaba las palabras: “Sieg Heil”.

Según explicó la policía, la detención debe servirle de aviso para que sepa que estos vídeos no serán tolerados ya que son una ofensa.

“No soy una persona racista, cualquiera que me conoce lo sabe”. “Estoy asustado porque todo el mundo va a pensar que realmente odio a los judíos y no es verdad. Tengo miedo por ello”. “Honestamente, no odio a nadie, sólo quería molestar un poco a mi novia”. “Quiero que todos sepan que no deseo ninguna cosa mala contra cualquier raza”.

“Sólo fue para molestar a mi novia y que mis amigos se rieran”. “Siento mucho haber ofendido a la comunidad judía por cualquiera de mis ofensas. Esto nunca ha sido mi intención por lo que pido disculpas”, comentó el joven.

En declaraciones al Daily Mirror, el director del Consejo Escocés de las Comunidades Judías, Ephraim Borowski, aseguró que “es una forma de racismo que debe ser condenada del mismo modo que se haría con cualquier otra forma de racismo, al igual que condenaríamos la islamofobia o el racismo contra los africanos”.

Estándar