Sociedad

Primera Noche De Juerga En Madrid: «No Podemos Tener A Todo El Mundo Seis Horas Sentados En Una Discoteca

Esta historia no empieza este fin de semana, empezó el 14 de junio con un anuncio de la Comunidad de Madrid y un mensaje de WhatsApp en un grupo de amigas: «Chicxs, Ayuso ha dixo q las discotecas vuelven el 21. Reservad el viernes 25. Esa noche se sale».
Hacía mucho que Patricia no pronunciaba esa frase. Quince meses, para ser exactos, el tiempo que las discotecas han permanecido cerradas en España. Por lo menos, lo que cualquiera entiende por discoteca: bailes en el centro de la pista, copas en barra… Durante la pandemia, muchos locales volvieron, pero lo hicieron a su manera, la única que les quedaba para sobrevivir: sirviendo raciones junto a los gin tonics, y con sillas y mesas donde antes se perreaba hasta el amanecer. Cualquier parecido con la época prepandémica era pura coincidencia.

Por todo eso, el anuncio de la reapertura de las discotecas puso el hype por las nubes para los miles de madrileños que echan de menos el ambiente cargado de la noche, la música atronadora y los bailes hasta las mil. Las novedades ahora son tres: la hora de cierre se amplía a las 3 de la mañana, se puede pedir en barra (aunque no consumir) y la pista de baile vuelve (aunque solo en el exterior).

Sin Pista De Baile En Madrid Ciudad

Con estas condiciones, Patricia se propuso un objetivo: encontrar discoteca para este viernes 25 de junio con pista de baile al aire libre. «Fue imposible. Solo encontramos Fabrik y nos pilla muy lejos», asegura esta madrileña de 31 años.

«En Madrid ciudad no hay discotecas que tengan jardín», explica a este medio Vicente Pizcueta, de la Asociación Noche Madrid. «Es un fenómeno muy de los años 90, pero sí que hay discotecas con jardín en la Comunidad, y en la sierra casi todas. Pero está claro que un equipo de música al aire libre en la capital de España no existe. Tienes que tener aislamiento acústico».

Es el caso de Fortuny: «Tenemos terraza, pero no se ha sopesado habilitarla como pista de baile por el tema del ruido. Para nosotros va a seguir todo como hasta ahora, solo que unas horas más».

Viernes 25 De Junio: Primer Viernes De Reapertura

Así, después de buscar sin éxito un sitio en el que bailar, este medio decide acercarse a algunos lugares de ocio para ver cuál es el ambiente el primer viernes de reapertura. La mítica Kapital sigue cerrada. Lab the club (antigua Macumba), también. Florida abre solo como restaurante, igual que Fortuny. Copérnico no abre hasta el sábado…

Pero a eso de las 21:30 horas, por la zona de Alonso Martínez, Tony atiende a 20minutos.es en su local, El Chico Feo, de música indie y público adulto (de 35 a 45 años). «Hay mucha confusión entre los clientes. Algunos me preguntan que dónde voy a poner la pista de baile y yo les digo que todo sigue como siempre, que no pueden bailar, que no pueden quitarse la mascarilla… pero es difícil porque beben, se relajan, terminas regañando con ellos y eso tampoco nos beneficia».

A esa hora, aún no hay clientes, la ampliación del horario hasta las 3 de la mañana ha hecho que las costumbres cambien. «Esta semana estoy notando que vienen más tarde. Está bien que por fin nos diferencien, que los bares tengan que cerrar antes y que nosotros seamos la única alternativa de noche».

Esto ha hecho también que pueda quitar de la carta la comida que antes se veía obligado a servir para que el negocio no se fuera a pique. «Sacaba nachos con queso, embutidos… pero ahora con el horario hasta las 3 de la mañana ya no hace falta».
De repente, Fran, de 35 años, se sienta en una de las mesas de la terraza, es cliente habitual. «Yo me voy adaptando, pero es verdad que se echa en falta salir en condiciones. Es horrible escuchar la música, querer bailar y no poder».

«Acabamos De Terminar Exámenes Y Lo Necesitamos»

A las 23:00 horas, a varios kilómetros de allí, varias decenas de universitarios hacen cola frente a la discoteca Panda, en la calle Hernani. «Teníamos muchas ganas», cuenta Irene, de 20 años, «acabamos de terminar exámenes y lo necesitamos». Esta es la primera vez que va a pisar una discoteca en pandemia: «Antes no quise venir porque me daba miedo el covid, pero ya lo he pasado, así que…»
Blanca, sin embargo, sí estuvo en una hace no mucho, pero el hecho de que cerrara tan pronto le quitaba las ganas de repetir. «Ahora que abren hasta las 3 de la mañana ya parece otra cosa», explica esta estudiante de Diseño de Moda de 20 años.

Las dos tienen claro que lo que más han echado de menos es «la música alta» de las discotecas y «socializar con desconocidos». De los bailes ni hablan porque saben que aún no se puede. «Escuchar la música y no poder bailar… es un quiero y no puedo», añade Irene.

Carlos, dueño de Panda, está contento con el impulso que se le está dando al sector, pero le parece insuficiente: «No tenemos pista de baile, son todo mesas con sillas. Quitar el baile a una discoteca es como ir al cine y que te pongan solo los anuncios. Estamos dando una experiencia incompleta a los clientes. Esperamos que esto vaya progresando favorablemente poco a poco».
Dentro, los clientes se reparten por la pista en reservados de 6 personas. Han tenido que pagar 150 euros por botella para poder estar allí. Les compensa, las ganas de fiesta pesan. Y aunque todos se saben las normas, es inevitable ver a alguno bailando en su sitio a ritmo de reguetón y al de seguridad llamando la atención. «No está permitido», avanza Carlos, «pero por mucho que queramos, no podemos tener a todo el mundo seis horas sentado en el sitio. A veces no lo puedes evitar».
Sobre las 00:30 horas, la puerta de la discoteca está atestada de jóvenes que quieren entrar para pasárselo bien. No deja de llegar gente. «Es la primera vez que vengo a una discoteca. Para venir hasta las once de la noche no merecía la pena», explica Ane, del País Vasco. Para su pareja, Felipe, esta es la tercera vez. «Te voy a decir una cosa, en las otras en las que estuve me dejaron hacer lo que quisiera. Nos dejaban bailar sin problemas y sin mascarilla y si venía la policía nos avisaban para que nos sentáramos y nos la pusiéramos», asegura.
Media hora más tarde en la calle Joaquín Costa con República Argentina, tres discotecas próximas celebran la reapertura del ocio nocturno con una demanda bastante alta. Las colas son numerosas, y la sensación que hay desde fuera es que bailar, se baila.

A las tres y pico de la mañana, con la persiana a punto de bajar, Sofía, Miriam y Teresa ponen rumbo a casa. «Ha estado genial, es una pena que cierren ahora porque nos vamos con todo el subidón», comenta la última con los zapatos en la mano.

– ¿Qué haréis ahora?

– «¿Seguir la fiesta en casa?».

Estándar
Educación

Se Llama María, Es La Alumna Con Más Nota En Selectividad Y Se Ve De Opositora: «La Pandemia Ha Sido Un Miedo Añadido»

«Agradecida y desconcertada». Esta es la mezcla de sentimientos que tiene María Añibarro tras recibir la noticia de haber obtenido la máxima nota en la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU). María es una estudiante del colegio Educare Valdefuentes de Sanchinarro (Hortaleza) que, junto a Roberto Mulas, un alumno del instituto público Valle Inclán de Torrejón de Ardoz, han sido los dos alumnos que han obtenido la mejor nota de la EBAU en la Comunidad de Madrid.

Para María, como para el resto de estudiantes de su promoción -y la del año anterior- que se han enfrentado a las pruebas de acceso a la universidad, este último curso ha sido «desconcertante», según resume la joven en una entrevista con 20minutos. «Ha sido un año muy diferente, porque a toda la presión y los nervios que tienes acumulados por la EBAU, se ha sumado la pandemia», explica la estudiante, que cursó el bachillerato de Ciencias Sociales.

De hecho, según asegura, la pandemia ha hecho difícil en muchos momentos, y en especial, durante la recta final, contar con el apoyo emocional de amigos y familiares. «No solo era estudiar, sino que los ratos libres no puedes disfrutarlos con tus amigos, o lo tienes que hacer con especial cuidado» para no coger el coronavirus, matiza la joven.

Una Carrera De Obstáculos

En ese sentido, el estudio y el estrés propios de enfrentarse a un período de exámenes como la antes llamada ‘selectividad’, se suma la covid-19, que ella misma califica como un «miedo añadido». Tal como recuerda la propia estudiante, tener coronavirus impedía asistir a realizar esta prueba que, en su caso, tuvo lugar en la Universidad Autónoma de Madrid. Pero a los alumnos como ella no solo les preocupaba coger el covid, sino también que algún contacto cercano pudiese tenerlo. «Tenías que estar en los últimos días diciendo a tu alrededor ‘cuidado, por favor’ o ‘no vengas aquí’, y eso también era un agobio», subraya la estudiante.

Además, conocer las notas ha supuesto un auténtico respiro tras un curso académico caracterizado por la semipresencialidad. Según explica la joven de 17 años a 20minutos, desde su punto de vista, esto «no solo dificultaba, sino que también ralentizaba» la dinámica del curso. Asegura que incluso llegó a pensar que «no daba tiempo a terminar el temario», y esa incertidumbre suponía un nuevo factor de presión.

Con mascarilla Y Cumpliendo El Protocolo Covid-19

En esta convocatoria, los nervios de los alumnos tuvieron que conjugarse con el uso de mascarillas durante todas las pruebas. María recuerda que «en el examen de ‘Mates’ estaba medio mareada» por el calor y la mascarilla, hasta el punto que creyó que no podría acabar el examen. «Pero al final, más o menos… salió bien», bromea la joven, pues el resultado final de todo ese esfuerzo fue la máxima nota que podía obtener.

¿Lo que más le costó?: Adaptar el tiempo. Sobre todo en los exámenes de Matemáticas y Economía, en los que los ejercicios, «más que ser difíciles en sí», explica la joven, «requieren de muchas cuentas» y es importante «que no se te vaya ni un número». Esto implicaba para ella tener que elegir entre repasar o continuar directamente con el siguiente ejercicio. Por contra, el que más fácil le pareció fue el de Historia, porque aunque «estudiarlo no es tan fácil, si te lo sabes, lo único que tienes que hacer es escribir», relata.

Tiene Claro Que Quiere Opositar

Su futuro a corto plazo es «descansar y estar con la gente» con la que, por las circunstancias, no ha podido compartir todos los momentos que deseaba. Pero el próximo curso espera poder estudiar Derecho o el doble grado de Derecho y Administración y Dirección de Empresas (ADE) en la Universidad Autónoma de Madrid. Además, al menos por ahora, tiene claro que quiere opositar.

Superada esta situación de estrés, María quiere lanzar un mensaje de aliento «para las próximas generaciones que hagan la EBAU: Es un examen más, y llegas mucho mejor con esfuerzo y calma que con nervios», dice la estudiante. «Si lo has trabajado durante todo el año, es lo mismo que has estado haciendo todo el rato», concluye.

Estándar
Salud

Un Nuevo Coronavirus Puede Estar Contagiándose De Perros A Humanos

Poco después de que la pandemia de COVID-19 estallase en la ciudad china de Wuhan y paulatinamente el SARS-CoV-2 se propagase por todo el mundo, el profesor de la estadounidense Universidad de Duke Gregory Gray encargó a uno de sus estudiantes que desarrollase una prueba capaz de detectar todas las especies de coronavirus con la finalidad de prevenir una futura catástrofe.

El objetivo era, una vez probada la fiabilidad de la herramienta, utilizarla en muestras humanas antiguas para localizar signos de coronavirus que pudieran haber pasado de animales a humanos, como se sospecha que ocurrió con el SARS-CoV-2.

El resultado: descubrieron en Malasia un coronavirus que parecía haber saltado de perros a humanos. Este hallazgo lo lograron al analizar hisopos nasales antiguos correspondientes a 301 personas en Sarawak, la mayoría de ellos niños, ingresados entre 2017 y 2018 con neumonía. En ocho de estos pacientes (2.7%), encontraron rastros de ARN de un virus de este tipo de origen canino, según publicaron el pasado jueves en la revista Clinical Infectious Disease.

Tras emplear otro tipo de pruebas más convencionales para confirmar estos descubrimientos, detectaron el virus en dos de los pacientes. Tras secuenciarlo, lo identificaron como una nueva mezcla recombinada de coronavirus canino y felino, nunca antes documentado.

Como explican los investigadores, esta es la primera vez que se registra una recombinación de coronavirus con origen en perros y gatos en pacientes con neumonía. «Si se confirma como un patógeno, se convertiría en el octavo conocido en provocar una enfermedad en las personas», recalcan, aunque insisten en que su hallazgo necesita de una investigación más profunda.

Además, resaltan que este recién descubierto coronavirus comparte muchas características genómicas con el que ha causado la pandemia de COVID-19.

No obstante, advierten de que el estudio tiene una serie de limitaciones, como el hecho de no haber cumplido con los conocidos como Postulados de Koch, una lista de requerimientos muy estrictos para poder validar la existencia de un virus y una enfermedad. Asimismo, reconocen que el coronavirus detectado podría simplemente encontrarse en las vías respiratorias de los pacientes sin ser la causa de la enfermedad.

Necesarios Más Estudios

Los investigadores denuncian, además, que los coronavirus «no se han estudiado suficientemente» durante años, pues se ha asociado en muchas ocasiones con el resfriado común. Asimismo, se refieren en concreto a los que proceden de perros y gatos y lamentan que se han analizado «escasamente».

En este sentido, alertan de la capacidad de este tipo de virus para evolucionar rápidamente a través de «frecuentes eventos de recombinación e inducir una enfermedad de gravedad variable».

«Es aún más preocupante si se tienen en cuenta estos datos que indican que el coronavirus circulante puede ser ya transmisible a los humanos», añaden, en referencia al que acaban de identificar en Malasia.

Estándar
Cine Y Televisión

Así Se Prepara Una Eurovisión En Tiempos De Pandemia

Estarán sentados a distancia y podrán cantar y gritar, pero los 3.500 espectadores de Eurovisión 2021 necesitarán una PCR negativa, como las delegaciones, que serán sometidas a test rápidos en la puerta del centro Ahoy de Róterdam. Efe se cuela en exclusiva en los preparativos de un festival a prueba de pandemia.

El edificio está prácticamente desierto, solo se oye el eco de los empleados que caminan por algún pasillo. El coronavirus ha dejado al Ahoy sin el barullo que caracteriza a un complejo de estas dimensiones, acostumbrado a exposiciones, recepciones, conciertos o eventos deportivos, razón de más para explicar la entrega del personal, que quiere volver a escuchar cómo vibran las paredes de su lugar de trabajo al ritmo de la música del 18 al 22 de mayo.

Tratan de dejarlo todo atado para no tentar a la suerte y no verse sorprendidos por contagios de la Covid-19, como atención a la ventilación, medidas de higiene, espacio para moverse y butacas para todos, incluidas las de separación, junto al uso de mascarillas, cuarentena de cinco días al aterrizar en Países Bajos y test rápidos regulares antes de acceder al edificio.

El plano del centro de eventos tiene dibujados cada vez más cuadraditos adaptados a las necesidades del festival: el vestíbulo, los restaurantes, el escenario principal de las actuaciones, la sala de prensa, el centro de test rápidos, los vestuarios adicionales para los grupos que acompañan a los protagonistas o el control de sonido e iluminación.

En este tuit la organización del Ahoy de Róterdam informa de que, bajo el marco Fieldlab, se va a permitir la asistencia de público en los nueve shows y ensayos previstos en el contexto del festival europeo.

Los 3.500 espectadores autorizados ocuparán la mitad de las butacas, aunque por las restricciones de viaje solo los neerlandeses tendrán acceso al evento, que se celebrará como parte de los experimentos Fieldlab, pruebas en la vida real para investigar cómo organizar conciertos o partidos de fútbol con una gran audiencia en tiempos de pandemia.

La palabra ‘Covid-19’ aparece con frecuencia en carteles, no solo para pedir a los visitantes que se desinfecten las manos o mantengan la distancia. Desde hace un año, el coronavirus forma parte de la vida del Ahoy: obligó a rehacer los guiones, cancelando Eurovisión 2020 y convirtiéndolo en un hospital improvisado para pacientes con coronavirus, en la primera ola, y en un centro de PCR, en la segunda.

Pero ahora pueden seguir con los planes. Queda poco más de un mes para la Eurovisión más peculiar de la historia y, aunque con un ojo puesto en las cifras de contagio y en las decisiones del Gobierno neerlandés, los «preparativos están ya en la última fase» y este fin de semana es el «comienzo simbólico» para los detalles finales, explica a Efe la directora del Ahoy, Jolanda Jansen.

«Lo que hemos hecho el año pasado es prepararnos para diferentes escenarios: con o sin audiencia, con público limitado, etc. La semana pasada, el Gobierno nos confirmó que habrá audiencia en los nueve espectáculos, así que pudimos cerrar los planes con público. Estamos muy emocionados de poder tener fans en casa y sentir la energía en la sala», añade Jansen, en una entrevista en el acceso principal al Ahoy.

La 65º edición del festival estará organizada por las empresas de radiodifusión pública NPO, NOS y AVROTROS, junto al municipio de Róterdam y la Unión Europea de Radiodifusión, en el Ahoy, un complejo construido en su forma actual en 1970 y ganador de varios premios por su peculiar arquitectura.

Organizar Eurovisión es «otro nivel» para el Ahoy, es «el espectáculo más complicado, desafiante y emocionante que ha acogido en sus cincuenta años», señala su directora, quien confirma que, con el comienzo de la cuenta atrás para el festival, todos serán sometidos a pruebas «de forma regular» para crear una «burbuja segura» y un «ambiente seguro y responsable» en el centro.

«Se harán pruebas constantes a las delegaciones, que estarán en el hotel o aquí. Para los fans será igual: vendrán con una entrada válida y un resultado negativo. Ahora mismo estamos construyendo la infraestructura para test rápidos» para artistas y equipo, prensa y empleados, añade.

Se ha pensado, asegura, «en todos los posibles escenarios» por si algo sale mal, como un positivo entre algún artista que obligue a activar el protocolo de aislamiento y seguimiento de contactos: «Cada delegación ha preparado una actuación en video en el estudio de su país para que, en caso de cuarentena, tengamos lista una grabación para emitirla.

La espera ha sido larga, pero los organizadores han tenido tiempo de pensar en los detalles porque hace casi dos años de la victoria en Israel del cantante Duncan Laurence, quien dio a Países Bajos su primer triunfo en Eurovisión desde 1975, movilizando a diferentes ciudades neerlandesas deseosas de acoger el festival para, finalmente, ser Róterdam la elegida.

Estándar
Salud

Un Experto Español Alarga La Duración De La Pandemia Hasta 2024… Pero Anuncia Buenas Noticias Para Otoño

Vicente Larraga, investigador del Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CIB-CSIC), prevé que la pandemia de COVID-19 se extienda «al menos durante dos o tres años», aunque también considera que la normalidad volverá a España en «otoño».

«Lo lógico es que la pandemia disminuya mucho a partir de este verano y que en España esté prácticamente terminada a finales de 2021. Eso sería lo normal. Yo diría que podremos volver a nuestra vida normal el próximo otoño. Estamos teniendo algunos problemas con la vacunación, deberíamos ir más deprisa, pero para otoño debería haber un número elevado de personas protegidas y entonces el virus a la fuerza irá decayendo. Además, aunque surjan nuevas cepas, la enfermedad tiende a atenuarse. Ha sucedido en todas las epidemias a lo largo de la historia, ¿por qué va a ser distinto ahora?», comenta en una entrevista con el CSIC.

El investigador recuerda que la vacuna tiene que llegar «al mayor número de personas y sobre todo a las más desfavorecidas». «A menudo se olvida que mientras estas personas no estén protegidas, nosotros tampoco lo estaremos. Por ahora estamos solucionando la pandemia en el mundo occidental, pero la enfermedad va a continuar al menos durante 2 o 3 años, eso lo sabemos», ha resaltado.

Por ello, ha insistido en la necesidad de «seguir fabricando vacunas» y que España tenga su propia capacidad para hacerlas. «Esto va para largo y no podemos depender del exterior porque los intereses de otros no coinciden con los nuestros. Desde la capacidad de fabricar mascarillas hasta las vacunas, hay que reindustrializar España, y esa reindustrialización debe basarse en la innovación. Eso se consigue con investigación. En el siglo XXI, si no tienes el conocimiento, vas a ser un país muy subsidiario. No tengo manía a los bares, pero ya toca cambiar el modelo», ha reivindicado.

Vacuna Española Para Finales De 2021

Larraga, que está desarrollando una vacuna contra SARS-CoV-2, cree que podría estar disponible a finales de año si todo sale según lo previsto. «Teóricamente, estamos terminando la fase preclínica de ensayos con animales. Digo teóricamente porque cuando trabajas en una vacuna nunca sabes cómo va a ser el paso siguiente. Esto es una carrera de resistencia. Seguiremos con estos estudios alrededor de un mes más. Cuando tengamos todos los datos, espero que sea a principios de primavera, acudiremos a la Agencia Europea del Medicamento. Si nos lo aprueban, empezaríamos ya con las pruebas en humanos y, si todo fuera bien, a finales de año tendríamos la vacuna terminada», narra.

Su vacuna se basa en una molécula sintética en la que han puesto todas las señales para que el gen de la proteína S del virus se integre, se produzca, sea reconocida como foránea por el sistema inmune y se genere la protección.

«Por eso no tenemos que hacer ningún ensayo en macacos. No es necesario y es una ventaja adicional porque, si las vacunas actuales dejaran de funcionar con cepas más resistentes, podríamos hacer una nueva en tres semanas; solo tendríamos que tomar la secuencia (de la proteína) de la nueva cepa, construir un gen que codifique para ella y volver a hacer lo mismo. Modificaríamos en el ordenador la nueva secuencia y nos saltaríamos el trabajo previo. Al ser una vacuna sintética, es más flexible y se puede adaptar fácilmente. Su otro punto fuerte es la temperatura», explica como ventaja de su vacuna.

Así, se muestra «convencido» de que «llegará al mercado» alguna vacuna desarrollada en España. «Incluso creo que 2 ó 3 podrán salir al mercado, ojalá alguna sea la nuestra o la de mis colegas del CSIC. Creo que nosotros ofrecemos algo diferente. Si presentamos una buena vacuna que cubra un nuevo nicho le resultará interesante a alguna de las grandes farmacéuticas», remacha.

Estándar
Salud

«No Sabe Nada Sobre La Pandemia»: Un Joven Despierta Después De 10 Meses En Coma

Joseph Flavill, un joven de 19 años del Reino Unido despertó después de haber estado en coma durante diez meses. No tenía conocimiento de la pandemia de coronavirus, a pesar de haberse infectado en dos ocasiones.

El 1 de marzo de 2020, Joseph Flavill fue atropellado por un automóvil mientras caminaba por Burton upon Trent, en el condado de Staffordshire, en el Reino Unido.

El accidente le provocó una lesión cerebral traumática que lo mantuvo en estado de coma durante diez meses.

«No sabe nada sobre la pandemia ya que ha estado durmiendo durante diez meses», dijo su tía Sally Flavill Smith al diario británico The Guardian.

Según han explicado su familiar, la conciencia de Joseph «está empezando a mejorar ahora», sin embargo, aún no tienen claro qué sabe el joven.

«Simplemente no sé por dónde empezar. Hace un año, si alguien me hubiera dicho lo que iba a pasar, no me lo hubiera creído. No tengo idea de cómo Joseph llegará a comprender por lo que todos hemos pasado «, confesó su tía, a la vez que indicó que han intentado explicarle todo lo que ha vivido el mundo con el coronavirus a través de una videollamada.

Tras el accidente, Joseph fue trasladado al hospital general de Leicester, en donde permaneció en coma inducido durante casi un año y donde se llegó a contagiar en dos ocasiones de coronavirus, pero sin correr ningún riesgo grave.

Su madre pudo visitarlo cuando cumplió 19 años en diciembre, pero tuvo que mantenerse lejos y con un traje de protección.

«En ese momento, Joseph no estaba tan consciente como ahora, y creo que ella se sintió increíblemente triste porque no estaba segura de que Joseph pudiera siquiera ver quién era ella. Llevaba meses esperando para poder ir a verlo «, explicó la tía del joven.

Ahora Joseph se encuentra en el centro de rehabilitación neurológica Adderley Green en Stoke-on-Trent para continuar su recuperación. Ya comenzó a mover sus extremidades y se relaciona con familiares y amigos parpadeando o sonriendo.

«Todavía tenemos un largo camino por delante, pero los pasos que ha dado en las últimas tres semanas han sido absolutamente increíbles», confiesa su tía.

Estándar
Internet, Religión

Un Cardenal Mexicano Asegura Que El COVID-19 Se Cura Con Té De Guayaba Y Se Hace Viral

Juan Sandoval Iñiguez, cardenal emérito de Guadalajara, minimizó la gravedad de la pandemia del COVID-19 y calificó la peligrosa enfermedad como un «trabuco» para dominar a los pueblos.

En un vídeo que circula en las redes sociales, el líder religioso llamó a la población a no tener miedo al coronavirus y afirmó que se cura con el té de guayaba y dióxido de cloro.

«Si te llegas a enfermar de COVID, con un tecito de guayaba o con dióxido de cloro te lo curas muy bien, así que no tengan miedo», declaró.

Sandoval Iñiguez agregó que «el que tiene mucho miedo inhibe el sistema inmunológico y empieza a enfermarse hasta que se muere» y admitió que «todos nos vamos a morir, es una realidad con la que todo ser humano sensato cuenta».

El clérigo también criticó las medidas de seguridad sanitaria impuestas para frenar la pandemia, a la que calificó como «un trabuco para la dominación de los pueblos». «Todo el día: ponte el cubrebocas, ponte cubrebocas, no salgas de tu casa, guarda la distancia, están friegue y friegue y la gente se la cree», subrayó. Además, se jactó de que «tiene ocho o nueve meses sin usar cubrebocas y saluda a medio mundo».

A pesar de esto, pidió a los feligreses respetar los protocolos sanitarios para que «no se diga que la Iglesia fue la causante de tanta muerte».

Estándar
Tráfico

Ironía Cruel: Un ‘Crucero A Ninguna Parte’ Se Acorta Por Un Caso De COVID-19 A Bordo

El viaje de la compañía de cruceros Royal Caribbean como parte del programa ‘crucero a ninguna parte’, introducido en Singapur debido a la suspensión del turismo por la pandemia, tuvo que regresar al puerto por un caso de coronavirus a bordo.

El pasajero que se enfermó es un hombre de 83 años de edad de Singapur, informa Annie Chang, directora de cruceros de la Junta de Turismo de Singapur.

«El pasajero se había presentado en el centro médico de a bordo con diarrea y se sometió a una prueba obligatoria de PCR como parte de los protocolos de a bordo. Había realizado una prueba PCR obligatoria del COVID-19 antes de embarcar y la prueba fue negativa», añadió Chang.

El buque Quantum of the Seas, con 1.680 invitados y 1.148 miembros de la tripulación a bordo, llegó a Singapur a las 8 de la mañana del 9 de diciembre. Se vio obligado a regresar el tercer día de un crucero de cuatro días a ninguna parte.

El personal del barco había aislado a todos los invitados y tripulantes que tenían contacto cercano con el invitado. Todos dieron negativo en las pruebas de detección del coronavirus. Los contactos cercanos del pasajero afectado serán llevados a una instalación de cuarentena designada por el Gobierno.

La capacidad del Quantum of the Seas se ha reducido a la mitad de más de 4.000 pasajeros.

Esos cruceros a ninguna parte se introdujeron en Singapur después de que se abandonara el concepto de vuelos a ninguna parte, cuando los transatlánticos salían y luego regresaban al aeropuerto.

El objetivo de la iniciativa era combatir las dificultades económicas de las aerolíneas debido al coronavirus. Sin embargo, la aerolínea local abandonó más tarde la idea debido a sus efectos negativos en el medioambiente.

Estándar
Salud

¿Una Canción Que Detecta Tus Enfermedades Pulmonares? En ‘Seis Segundos’ Tendrás La Respuesta

No es una canción de karaoke cualquiera. Al entonar esta letra estaremos poniendo a prueba nuestra capacidad pulmonar y seremos capaz de detectar la aparición de alguna patología.

En tiempos de pandemia, mejor prevenir que curar, y si se pueden prevenir otras enfermedades que no tengan que ver con el COVID-19, mucho mejor. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), las enfermedades del sistema respiratorio son una de las principales causas de hospitalización en España.

Por ese motivo, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha impulsado una campaña de promoción de la salud respiratoria con el fin de incrementar el conocimiento entre la población general, así como sensibilizar en la importancia de cuidar el estado de nuestros pulmones. Bajo el nombre «Toma aire y sopla vida», se pretende atender a las circunstancias que pueden afectar a los pulmones como la contaminación ambiental o el tabaquismo y la necesidad de un diagnóstico y control adecuado.

Para ello, han creado la primera canción del mundo compuesta por un cantante y una neumóloga: Antonio Orozco y la neuróloga Mari Cruz González Villaescusa, una iniciativa para concienciar a la población sobre la importancia de realizar la prueba de espirometría y así diagnosticar posibles enfermedades respiratorias.

El propio artista ha anunciado a través de sus redes sociales este trabajo musical tan beneficioso para el conjunto de la sociedad: «He escrito una canción que sirve para que tomemos conciencia de lo importante que es la salud respiratoria en todos nosotros».

Para comprobarlo hay que acceder a este enlace y cantar la canción Seis segundos del artista catalán. Además, dentro de esa web se puede encontrar un apartado con doce de los grupos de enfermedades respiratorias más frecuentes, descritas por expertos y con información adicional en varios formatos.

«Porque 6 segundos es el tiempo necesario para soplar en una espirometría, la prueba que diagnostica tu salud respiratoria», aseguran desde la sociedad, que reúne a más de 4600 especialistas de la salud respiratoria.

Estándar
Cultura, Internet

Las Clases Llegan En ‘Rickshaw’ Hasta Una Tribu Remota

Cuando la pandemia obligó a cerrar los colegios en Filipinas, un grupo de profesores que vivía cerca de los indígenas aeta se quedaron tan preocupados sobre el impacto en los niños de esa comunidad aislada que ingeniaron un modo de ayudarlos: enseñarles en rickshaw, el medio de transporte, normalmente a tracción humana, típico de varios países asiáticos.

Muchos estudiantes del país han podido seguir sus clases a través de Internet, pero la mayoría de los aeta, que viven en una zona montañosa al norte de Manila, no disfruta de acceso, ni siquiera de televisión, para suplir la educación presencial.

«Tuvimos que pensar en una manera alternativa de acercar las lecciones a los niños», asegura Christopher Semsem, uno de los profesores que ha impulsado el proyecto, en el colegio integrado Villa María. Usando viejas estanterías y tablones de madera, improvisaron un centro de enseñanza completo con una gran pantalla montada encima de un rickshaw y tirado por una motocicleta, para así acercar la enseñanza a los pueblos de la provincia rural de Pampanga.

Los profesores grabaron previamente vídeos con sus teléfonos móviles, vídeos que luego se reproducen en el monitor para ayudar en sus clases, y solventar de este modo la necesidad del contacto presencial con los niños. Hasta ahora, los estudiantes aeta han respondido con entusiasmo a las lecciones y sus padres se sienten aliviados por que hayan vuelto las clases, aseguran los profesores.

Existe un debate entre los antropólogos sobre el origen de los aeta, muchos de cuyos miembros se han sedentarizado después de que la deforestación acabase con su tradicional modo de vida, nómada. La directora de la escuela, Marizen Tolentino, asegura que la iniciativa del rickshaw ha resultado vital para ayudar a asimilar los contenidos del programa.

Desde que se inició el proyecto, a principios de este mes, unos 500 alumnos, desde primaria a secundaria de cinco pueblos han recibido la visita del rickshaw, dos o tres veces por semana. El proyecto de los profesores es voluntario, aunque el Gobierno local los proveyó con el vehículo y les facilitó un conductor.

Estándar