Sucesos

El Increíble Rostro De Un Transformista Después De 110 Cirugías Para Convertirse En Un “Marciano Asexuado»

noticias insolitasVinny Ohh tiene 22 años y dice que quiere ser un «marciano asexuado». Ya lleva gastados 50 mil dólares en 110 cirugías y tratamientos estéticos y estima que gastará otros 150 mil para que le remuevan sus genitales y pezones.

El transformista nacido en Los Ángeles, California, comenzó a rellenarse los labios a los 17 años y siguió con cirugías de nariz y múltiples retoques en su frente y mejillas.

Para completar su personaje, utiliza unos lentes de contacto de color negro y colores inusuales de maquillaje y tintura.

«No quiero que la gente piense que quiero transformarme en una mujer. Lo que quiero es verme como un híbrido. Ni un hombre ni una mujer. Quiero que mi exterior refleje cómo me siento en mi interior», explica.

«Quiero ser una persona sin sexo y sin género desde los 17. Puedo vivir sin órganos sexuales. Me siento como un marciano. Con una cabeza grande, sin cejas. En ese camino estoy».

Estándar
Salud

Se Colocó Un Doloroso Piercing En Un Seno, Le Causó Una Infección Y Debió Sacarse La Prótesis

noticias-insolitasDesde los 21 que decidió lucir un escote más pronunciado. Ya con 33 años, sus senos lucían perfectos para su gusto. Eran grandes y prominentes. Una de sus inocultables armas de seducción. Pero lo que Nikki Belza no sabía es que pondría en riesgo su vida cuando decidió colocarse un doloroso piercing en uno de sus pezones.

Camarera de un local nocturno de Las Vegas, Belza es conocida por los cócteles que ofrece a la concurrida clientela. Siempre amable, a principios de año decidió incursionar en el mundo del piercing y perforarse un pezón. Sin embargo, meses después, el dolor se transformó en agonía, producto de una infección en su pecho izquierdo.

Una de las noches en que sostenía un trago, el cuerpo de Belza dijo «basta». Colapsó. La clientela se alarmó de inmediato y los dueños del local llamaron al 911. Una ambulancia la socorrió hasta un hospital. Nikki estaba grave.

La fiebre trepó más de 40 grados. Los médicos estaban preocupados, no sabían qué podía haberle causado semejante cuadro. Ella estaba convencida de que moriría. Luego de algunos análisis, el laboratorio determinó que Belza tenía Estreptococo A, una infección que habría sido contagiada por su marido.

La bacteria desarrolló una septicemia, una forma de envenenamiento de la sangre que puede provocar la muerte de quien lo padece. Ese cuadro golpeó el tejido mamario de Belza, lo que llevó a los médicos a tener que operar el busto de la camarera y reducirlo considerablemente.

«Quedé devastada al verme con sólo un seno, y ahora soy totalmente plana de un lado. Pero sé lo afortunada que soy por estar viva. No puedo creer que hacerse un procedimiento tan simple como un piercing puede derivar en algo tan serio como una septicemia», indicó la mujer, quien ya avisó que en seis meses volverá al quirófano, esta vez para recuperar el volumen de su pecho.

Belza explicó cómo fue el recorrido de la bacteria: «Mi marido tuvo una infección en la garganta y me pasó la infección. Como consecuencia de mi reciente infección en el pezón estaba más propensa a desarrollarla y mi tejido mamario resultó dañado».

«Creí que moriría y sabía que sacar mi busto sería el único camino para salvarme, pero cuando me desperté de la operación no podía mirar mi pecho», recordó la bella mujer.

Estándar
Salud

Partes Del Cuerpo Que No Sirven Para Nada

noticias insolitas1. Muelas del juicio
Ya no son necesarias para el tipo de alimentos que se consumen en la actualidad. A menos que alguien acostumbre a mascar hierba de forma regular. Sólo el 5% de la población tiene un juego sano de estos terceros molares.

2. Apéndice
Este estrecho tubo muscular unido al intestino grueso, servia como un área especial para digerir la celulosa cuando la dieta de los humanos consistía más de proteínas vegetales que animales. También produce algunos glóbulos blancos.

3. Los dedos del pie (excepto el pulgar)
El ser humano utiliza el dedo gordo del pie para mantener el equilibrio. El resto sólo sirve para provocar dolor cuando se estrella en la esquina de un mueble.

4. Pezones masculinos
Los conductos lactíferos se forman antes de que la testosterona provoque la diferenciación entre sexos en el feto. Los hombres tienen tejido mamario que puede ser estimulado para producir leche e incluso ser utilizados en la lactancia materna.

5. Músculo palmar
Este músculo largo y estrecho recorre el codo hasta la muñeca y ya no existe en el 11% de los humanos modernos. Debe haber sido muy importante para colgar y trepar. Los cirujanos toman ventaja de este músculo al emplearlo en cirugía reconstructiva.

6. Coxis
Nuestros ancestros homínidos perdieron la cola antes de empezar a caminar. Lo que queda es el coxis, cóccix o ‘rabadilla’, un grupo de tres a cinco vértebras fusionadas en el extremo de la columna vertebral. Su única función es ayudar a mantener los músculos de la estructura, pero su eliminación no daña al paciente. Sólo sirve para causar un dolor insoportable cuando se cae sobre la parte trasera.

7. Plica semilunaris
Un ancestro común entre las aves y los mamíferos tenia una membrana especial para proteger el ojo y barrer los residuos del exterior. Los humanos conservan solo un pequeño pliegue en la esquina de su ojo.

8. Los músculos extrínsecos del pabellón auricular.
Estos son los músculos que permiten a algunas personas mover sus orejas. No obstante, no tienen ningún otro uso que el de ser una extraña atracción.

9. Músculo piramidal
Más del 20% de nosotros carecemos de este diminuto músculo triangular similar a un marsupio que se une al hueso púbico. Podría tratarse de una reliquia de la bolsa de los marsupiales.

10. Músculo erector del pelo
Conjunto de fibras musculares lisas que permiten a los animales eriza su pelaje para mejorar su capacidad de aislamiento o para intimidar a otros animales. Los humanos conservan esta habilidad (piel de gallina), aunque evidentemente, han perdido la mayor parte de su pelaje.

Estándar