Sociedad

Un Ruso Cae Borracho De Un Noveno Piso, Llama A La Policía Y Se Olvida De Lo Que Ha Pasado

noticias insolitasUn hombre de 37 años en estado de embriaguez salió ileso después de caer desde la ventana de su vivienda de Moscú, en un noveno piso, tras lo cual llamó a la policía y se olvidó enseguida de lo sucedido, informaron hoy medios rusos.

Tras precipitarse al vacío desde la ventana de su vivienda, el hombre volvió a casa y llamó a la policía para avisar de lo ocurrido.

Cuando los agentes tocaron al timbre de su apartamento, no se acordaba del motivo por el que les había llamado, explicó un portavoz de las autoridades rusas al canal de televisión 360º.

Los médicos de una ambulancia que llegó al lugar de los hechos constataron que el varón presentaba un hematoma en el pecho y otros traumatismos leves, por lo que fue trasladado a un hospital.

Anuncios
Estándar
Sucesos

Compran Un Sofá De 15€… ¡Con 36.000 Euros Escondidos Dentro!

noticias insolitasUn trío de compañeros de piso sin demasiados recursos económicos compró un sofá en una tienda de segunda mano y, al descubrir lo que había en el interior de sus cojines, ¡no salieron de su asombro! Ahora su historia se ha vuelto viral.

Los muebles son caros y los sofás, más. Muchos de nosotros, y sobre todo la gente joven que comparte piso, no quiere gastarse 700€ por un sofá de tres plazas y ese era el caso de Reese, Cally y Lara.

Los compis de piso fueron a una tienda de muebles de segunda mano y compraron un sofá visiblemente vintage (por no decir súper antiguo) por tan sólo 15 euros. Al sentarse no era cómodo en absoluto pero lo achacaron a su “avanzada edad”.

Cuando ya empezaron a notar que había picos dentro de los cojines, los abrieron para ver qué le pasaba al relleno y, en lugar de espuma, ¡encontraron sobres llenos de dinero! Según su propia versión: “Abrimos las fundas y fue como, ¡dios mio! había billetes de 100 dólares por todas partes”.

Y relatan que: “Dentro del sofá había 36.000€ y lo máximo que yo había encontrado en un sofá en toda mi vida eran 50 céntimos. Pero, ¿qué hicieron estos tres jóvenes con su nueva fortuna? ¡Esa es la mejor parte!

“Cuando ya hacíamos planes para comprarle un coche nuevo a nuestros padres, nos dimos cuenta de que en los sobres había nombres. Teníamos la obligación moral de devolvérselo a quien le pertenecía porque nosotros no nos habíamos ganado ese dinero.”

Tras mucho indagar descubrieron la historia de una anciana que había guardado ese dinero toda su vida por si su marido un día faltaba. Desde siempre había dormido en su sofá pero ahora, con fuertes dolores de espalda, sus familiares le habían comprado una cama mejor y habían dado el sofá en beneficencia. Al devolverle su dinero, la anciana les dio 800€ como recompensa. ¿Habrías hecho lo mismo que estos tres jóvenes?

Estándar