Educación, Salud

La Profesora Que Murió Tras La Vacuna De AstraZeneca Tuvo Fiebre Y Dolores, Pero Siguió Dando Clases: Era Una Gran Profesional

Pilar G., la profesora de 43 años fallecida tras sufrir una hemorragia cerebral días después de la vacuna de AstraZeneca sufrió fuertes dolores en los días siguientes a la inoculación, pero aún así siguió dando clases y fue al hospital el sábado pasado, cuando los síntomas empeoraron.

Según ha explicado Fernando Vázquez, director del IES Guadalpín de Marbella, en el que Pilar trabajaba. ella recibió la dosis de AstraZeneca el 3 de marzo y faltó a clase los días 4 y 5 (jueves y viernes) porque «se encontraba muy mal», unos síntomas que le dijeron que eran «compatibles» con los efectos secundarios de la vacuna.

El lunes siguiente, 8 de marzo, se incorporó de nuevo a su labor en el centro educativo, y tuvo «fuertes dolores de cabeza y fiebre», pero no faltó a clase. «Era una gran profesional», subrayó Vázquez.

Dos TAC

Así aguantó Pilar toda la semana, hasta que el sábado 13 tuvo que volver al hospital al encontrarse mal. Se le practicaron dos TAC; en el primero no se observó nada extraño, y en el segundo se le detectó la hemorragia cerebral, por lo que se le practicó una intervención quirúrgica.

La muerte de la profesora, madre de dos hijos pequeños, ha conmocionado a los alumnos y profesores de este instituto, que este miércoles le rinden homenaje en un sencillo acto, debido a las limitaciones del coronavirus, con crespón negro y ramos de flores.

El IES Guadalpín ha expresado en redes sociales su pesar por el fallecimiento de la profesora: «Echaremos de menos tanto su trato afectuoso como su valía personal y profesional».

Los alumnos del grupo de tercero de ESO del que era tutora han decidido asimismo escribir unas cartas a la familia de la fallecida.

En el centro, en el que se ha vacunado todo el personal docente menor de 55 años con AstraZeneca, se encuentran bien de salud, ha indicado Vázquez.

Estándar
Educación

Si Me Quedaran 10 Días De Vida, Mataría A Los Negros

noticias insolitasCynthia Ramsey, profesora de Matemáticas de una escuela de Carolina del Norte, Estados Unidos, confesó a sus estudiantes que uno de sus deseos si supiera que va a morir en poco tiempo, sería «matar a todos los negros».

De acuerdo al periódico Daily Mail, la maestra dijo ante los estudiantes, en medio de su clase: «Si me quedaran 10 días de vida, incluiría en mi lista de «cosas que hacer antes de morir» matar a todos los negros».

Tras estos deplorables dichos, Ramsey fue suspendida de su cargo, aunque pocos días después le permitieron retomar sus labores.

Los directivos de Camden County High School anunciaron que el caso de aparente discriminación se discutirá el próximo 13 de noviembre y pidieron disculpas por los dichos de la profesora.

Estándar