Salud

El Extraño Caso Del Campesino Vietnamita Que Asegura No Haber Dormido En 42 Años

noticias insolitasLa historia de Thai Ngoc, conocido como Hai Ngoc, desafía la creencia más extendida sobre el sueño: que no se puede vivir sin dormir.

Ngoc, un campesino vietnamita, asegura que no ha pegado un ojo desde 1975, o sea, desde hace 42 años. En ese entonces el hombre, veterano de la Guerra de Vietnam, no le dio importancia. Pero fueron pasando los días y luego los años. Probó remedios y pastillas y no le funcionaron. Y después -asegura- simplemente se acostumbró.

“Cuando era más joven aprovechaba las noches para trabajar el campo o para adecentar el camino que lleva a mi casa”, contó en una reciente entrevista a la agencia EFE. “Ahora que soy mayor ya no lo hago tan a menudo, me quedo en casa viendo la televisión o doy paseos y fumo”.

Tiene seis hijos, y vive con su esposa y uno de ellos. Todavía trabaja en el campo cultivando arroz y vendiendo licor de arroz y además ayuda a despertar a sus vecinos. Otro beneficio curioso de su incapacidad de dormir sería que Ngoc puede soportar largas jornadas de velorios.

A sus 75 años, transporta cada día dos cargas pesadas de leña desde una colina cercana a su casa.

Su vida -asegura- transcurre con total normalidad, sólo interrumpida por las visitas esporádicas de los periodistas de todos los confines del planeta: España, Reino Unido, Tailandia y Japón, por ejemplo. Los recibe, pero detesta alejarse de su hogar, y por ello se ha negado a ir a hospitales lejanos o extranjeros para ser examinado.

Según la ciencia resulta imposible que el cuerpo humano aguante más de unos pocos días privado de sueño, pero el campesino vietnamita Hai Ngoc, de 75 años, asegura no haber dormido un solo minuto desde hace 42 años.
También asegura haber rechazado miles de dólares estadounidenses ofrecidos por canales de televisión extranjeros para filmar su vida cotidiana, simplemente porque “no le gustó”.

Cuenta que rechazó la invitación de un equipo de filmación para ir a Tailandia a recibir tratamiento porque no creía que su insomnio necesitara una cura, y de otro grupo de visitantes ingleses.

“Los ingleses vinieron y querían llevarme a Ho Chi Minh (la capital) para hacerme más pruebas, pero no quiero ir, está muy lejos y yo estoy bien. Nunca voy al médico”, aseguró a EFE.

En una ocasión, sin embargo, fue conducido al hospital de Danang, a unos 50 kilómetros de su casa. El médico Nguyen Gia Thieu afirmó al portal digital Vietnamnet que el insomnio de Ngoc es extraño pero no peligroso y lo achacó a un trastorno del sistema nervioso.

Aparte de esa incursión, Ngoc nunca ha consultado a un médico sobre su insomnio, por lo que su caso no ha sido propiamente documentado. Algunos expertos creen que el hombre simplemente tiene pequeñas siestas con los ojos abiertos y sin percatarse de ello, con lo cual sí podría sobrevivir.

Ngoc reconoce que le gustaría dormir porque lo recuerda como “una sensación agradable”, no está preocupado por su condición.

Todo parece indicar que nunca será debidamente diagnosticado. No sabremos, por ejemplo, si padece en realidad de insomnio familiar fatal (FFI, por sus siglas en inglés), una enfermedad hereditaria extremadamente rara.

En los casos conocidos no tiene cura e implica un empeoramiento progresivo del insomnio, lo que lleva a alucinaciones, delirio, estados confusos, la demencia y, finalmente, a la muerte. El tiempo promedio de supervivencia para los pacientes diagnosticados después de la aparición de los síntomas es de 18 meses.

Las pastillas para dormir no funcionan en estos pacientes y en ocasiones empeoran sus síntomas.

El caso más conocido de FFI es el de Michael Corke, un músico de Illinois que comenzó a presentar síntomas antes de su cumpleaños 40 y falleció en 1993, luego de seis meses de insomnio total.

Hasta el momento la enfermedad se ha diagnosticado en 40 familias en todo el mundo, para un total de un centenar de personas afectadas.

Otros casos de insomnio siguen siendo un misterio.

Uno es el del estadounidense Al Herpin, conocido como “el hombre que nunca durmió”. Fue examinado por médicos, que nunca hallaron la causa de su falta de sueño; murió a los 94 años, en 1947.

Y Paul Kern, un soldado húngaro que fue herido de un disparo en la cabeza durante la Primera Guerra Mundial, asegura haber estado sin dormir 40 años, hasta su muerte en 1955. También su caso fue estudiado, sin que se hallaran las causas.

Randy Gardner tiene el récord de ser la persona que más tiempo ha estado voluntariamente sin dormir. Permaneció despierto durante 264 horas (alrededor de 11 días) cuando tenía 17 años para un proyecto científico, en 1965.

Anuncios
Estándar
Deportes, Futbol, Salud

Dos Cirujanos Operaron Viendo La Tanda De Penaltis Del Chile-Portugal En La Copa Confederaciones

noticias insolitasLa emocionante tanta de penaltis que protagonizó Chile ante Portugal en la Copa Confederaciones paralizó al país sudamericano, pero no todos podían parar…

En un vídeo publicado en Twitter por @StudioFutbol se puede ver como un equipo de médicos vieron la tanda de penaltis y celebraron los goles de Chile.. ¡en plena operación!

Estándar
Salud

Dos Médicos Chinos Se Enfrentan A Golpes En Plena Intervención Quirúrgica

noticias insolitasLas cámaras de seguridad de un hospital en China grabaron el momento en que dos médicos, un hombre y una mujer, discuten arduamente hasta el punto en que el cirujano descarga su ira contra la doctora, golpeándola varias veces en el rostro hasta tirarla al suelo.

El lugar donde ocurrió esta escena es igual de impresionante que las imágenes de la pelea: una sala quirúrgica. Los demás médicos debieron continuar con la cirugía a pesar de la terribles escenas que acababan de presenciar.

Estándar
Salud

Un Médico Chino Inserta A Un Paciente Una Anguila Por El Ano Para Curar Su Estreñimiento

noticias insolitasEn una operación impactante, un médico fue grabado extrayendo del estómago de un paciente una anguila aparentemente viva que medía cerca de medio metro de largo.

El hombre, de 49 años de edad y de nacionalidad china, estuvo al borde de la muerte luego de someterse a un remedio popular para curar su estreñimiento.

La “solución” consistía en insertarse una anguila por el ano, aunque no estaba claro qué haría después de ello.

Como se aprecia en el video, debió someterse a una operación quirúrgica tras sufrir fuertes dolores en el estómago que resultaron en un páncreas perforado.

En primera instancia, el hombre alegó que la anguila nadó dentro de él independientemente, pero luego confesó que él mismo la había colocado allí.

 

Estándar
Sexo

Japón Festejó El Festival Del Pene En Kawasaki

noticias insolitasLa celebración surgió entre las prostitutas japonesas con el objetivo de “alejar las enfermedades de transmisión sexual”. Tiene su origen en el Japón medieval, donde las prostitutas, o geishas, pedían al herrero un gigante pene de metal para ofrecer al diablo durante los primeros días de abril.

Hoy la tradición continúa a mayor escala, ya que de ella participa casi toda la población y hasta turistas del extranjero. Para prepararse para las celebraciones, que cuenta con alrededor de medio millón de personas, varias tiendas venden productos de todo tipo en forma de pene, como por ejemplo ilustraciones, dulces, decoraciones, llaveros, bolígrafos, vegetales esculpidos e incluso excrementos.

Como pauta la tradición, varias prostitutas se reúnen alrededor de una imponente estatua con forma de pene para pedirle salud sexual.

Los fondos que se recaudan en el evento suelen destinarse a la investigación contra las enfermedades de transmisión sexual, en especial del sida.

Estándar
Salud

La “Desesperante” Calma De Un Hombre Que Llegó A Un Hospital De China Con Un Cuchillo Clavado En Un Ojo

noticias insolitasUn joven de 30 años dejó atónitos al personal médico y a los pacientes del hospital Provincial de Fujian, en China, mientras aguardaba con extrema calma a ser atendido con un cuchillo clavado en su ojo izquierdo.

La identidad del hombre no fue revelada, pero los medios de comunicación locales señalaron que su esposa lo apuñaló luego de una fuerte discusión, consigna Daily Mail.

Al llegar al hospital el pasado 11 de marzo, cerca de la una de la madrugada, el joven chino sangraba mucho mientras sólo se podía ver el mango del cuchillo. Una imagen que conmocionó a las personas que veían cómo esperaba a ser atendido con una tranquilidad de acero.

Un testigo aseguró que el paciente estaba completamente consciente y que actuaba con total normalidad.

Al ser atendido por el doctor Xin Huining, subdirector del Departamento de Neurocirugía, una tomografía computarizada mostró que el cuchillo había empujado 8,7 centímetros en el cráneo del joven.

“He sido médico por 15 años. Su condición me dejó asombrado”, reveló el médico a la prensa local.

Con relación a lo estrictamente médico, explicó que el paciente perdió el globo ocular, arterias y el tronco cerebral, pero que el cuchillo no ingresó en su cavidad craneal. Por ese motivo, era capaz de hablar y moverse con normalidad.

Estándar
Salud

El Síndrome Del Hombre Lobo, La Extraña Enfermedad Que Se Transmite De Padres A Hijos

noticias-insolitasEl hombre lobo, el niño cara de perro, la mujer mono, el hombre león: todas esas etiquetas estigmatizadoras se les han aplicado en algún momento de sus vidas a las personas con hipertricosis, una enfermedad rara de origen genético que se caracteriza por la abundancia de pelo en todo el cuerpo excepto las palmas de las manos y las plantas de los pies. Es más grave que el hirsutismo: no se controla con tratamientos hormonales (actualmente se recurre a la depilación láser, pero se debe repetir porque no trata el origen del problema) y el largo del pelo —más suave en las mujeres, más áspero en los varones— puede llegar a los 25 centímetros.

El Síndrome del Hombre Lobo o Síndrome de Ambras, como también se llama a la hipertricosis, se debe a una mutación genética: en 1995 el genetista Xue Zhang encontró genes sobrantes en el cromosoma X de las personas con este mal. Normalmente la transmisión es de padres a hijos —la alteración no se manifiesta de manera espontánea— pero no todos los hijos de padres con hipertricosis la van a desarrollar.

La incidencia es tan baja —un caso entre 10.000 millones de personas— que sólo se documentaron 50 casos; no obstante, se sabe que hay más: sólo en una familia mexicana, los Aceves, hay 30 personas con esta enfermedad, según narró en su documental Chuy, el hombre lobo, la cineasta mexicana Eva Aridjis.

A partir de la historia de Jesús Aceves, apodado Chuy, la directora de Niños de la calle y La santa muerte, contó en 2014 la tragedia de un mal que no causa la muerte física —la expectativa de vida de un enfermo de hipertricosis es idéntica a la de cualquier persona— pero sí la civil. “Padecen discriminación en todas las facetas de su vida”, explicó la cineasta en su página de internet. Su trabajo “ofrece un retrato de Chuy y de su familia en su lucha cotidiana por encontrar amor, aceptación y trabajo”.

La hija de Aceves, Karla, lleva casi 30 años en la misma casa y cada día recibe el mismo insulto de su vecina en la localidad de Loreto, Zacatecas, de todo ese tiempo: “¡Animales! ¡Váyanse a vivir al monte como lo que son!”. Cuando era niña, Karla se sentía como cualquier otro: le gustaba jugar, era sociable. Pero en el jardín de infantes comenzaron a discriminarla, y pronto la llamaron niña-lobo. Perdió entonces la alegría porque se supo diferente, como en la adultez pierde los empleos, aunque se depila. “En el pueblo todos saben de qué familia venimos y nos niegan el trabajo”, explicó Jeimy, otra integrantes de la familia Aceves, en el documental. “Cuando vas a una entrevista siempre te dicen que buscan algo mejor”.

La asociación con el hombre-lobo se debe, entre otras cosas, a que el primer caso que se documentó se dio en la Edad Media: Petrus Gonsalvus y su familia fueron exhibidos como tales en el siglo XVI. Bárbara Urselina sufrió el mismo destino un siglo más tarde. Entre los registros posteriores se cuentan la pequeña tailandesa Krao, que se mostró en Inglaterra como el eslabón perdido en la evolución del mono al hombre, y los campesinos rusos Adrian y Fyodor Jeftichew.

Charles Darwin escribió sobre un caso, el de Julia Pastrana, una mujer indígena de México nacida en 1834, a quien el promotor de ferias Theodore Lent compró para su exhibición en los Estados Unidos y Europa: “La mujer peluda y barbuda”, denominó al espectáculo. En La variación de animales y plantas domesticados, Darwin la describrió: “Fue una mujer muy fina, pero tenía barba masculina y una frente peluda; fue fotografiada, y su piel velluda fue mostrada como si fuera un espectáculo en sí mismo”.

Probablemente forzada al matrimonio con su propietario, murió a los 26 años en el parto de su único hijo, un niño que también padecía hipertricosis y no sobrevivió demasiado.

A diferencia de otras patologías, no hay asociaciones específicas para apoyar a estos enfermos, que sufren una marginación extrema. Por ahora la única esperanza es el estudio de los genes HTC1 (cromosoma 8) y MAP2K6 (cromosoma 17) para hallar una terapia genética.

Estándar