Ciencia, Cultura

Descubren La Víctima Más Antigua Conocida De Un Ataque De Tiburón

Un equipo investigador dirigido para la Universidad de Oxford ha descubierto restos de una víctima atacada hace 3.000 años por un tiburón en el mar interior de Seto en el archipiélago japonés.

La investigación publicada en Journal of Archeological Science: Reports, muestra que este cuerpo es la evidencia directa más temprana de un ataque de tiburón a un humano y un equipo de investigación internacional ha recreado cuidadosamente lo que sucedió, utilizando una combinación de ciencia arqueológica y técnicas forenses.

El descubrimiento de la víctima fue realizado por los investigadores de Oxford J. Alyssa White y el profesor Rick Schulting mientras investigaban la evidencia de un trauma violento en los restos esqueléticos de cazadores-recolectores prehistóricos en la Universidad de Kioto. Llegaron al número 24, del sitio previamente excavado de Tsukumo, un hombre adulto plagado de lesiones traumáticas.

«Inicialmente estábamos desconcertados por lo que podría haber causado al menos 790 heridas profundas y serradas a este hombre», dicen los investigadores de Oxford. «Había tantas heridas y, sin embargo, fue enterrado en el cementerio de la comunidad».

Continúan: «Las lesiones se limitaron principalmente a los brazos, las piernas y la parte frontal del pecho y el abdomen. Mediante un proceso de eliminación, descartamos el conflicto humano y los depredadores o carroñeros animales más comúnmente reportados».

Dado que los casos arqueológicos de informes de tiburones son extremadamente raros, recurrieron a casos de ataques de tiburones forenses en busca de pistas y trabajaron con el experto George Burgess, director emérito del Programa de Florida para la Investigación de Tiburones. Y el equipo internacional armó entonces una reconstrucción del ataque.

El equipo concluyó que el individuo murió hace más de 3.000 años, entre 1370 y 1010 a. C. La distribución de las heridas sugiere fuertemente que la víctima estaba viva en el momento del ataque; le cortaron la mano izquierda, posiblemente una herida de defensa.

El cuerpo del individuo No. 24 había sido recuperado poco después del ataque y enterrado con su gente en el cementerio. Los registros de excavación mostraron que también le faltaba la pierna derecha y su pierna izquierda estaba colocada en la parte superior de su cuerpo en una posición invertida.

Según los investigadores, «dadas las heridas, claramente fue víctima de un ataque de tiburón. El hombre bien pudo haber estado pescando con compañeros en ese momento, ya que se recuperó rápidamente. Y, según el carácter y la distribución de las marcas de dientes, «la especie responsable más probable fue un tiburón blanco o tigre».

El coautor, doctor Mark Hudson, investigador del Instituto Max Planck, dice: «El pueblo neolítico de Jomon Japón explotó una variedad de recursos marinos … No está claro si Tsukumo 24 estaba actuando deliberadamente sobre los tiburones o si el tiburón fue atraído por sangre o cebo de otros peces. De cualquier manera, este hallazgo no solo proporciona una nueva perspectiva sobre el antiguo Japón, sino que también es un raro ejemplo de arqueólogos capaces de reconstruir un episodio dramático en la vida de una comunidad prehistórica».

Estándar
Salud

Muere Una Niña De Dos Años Tras Tragarse Una Pila De Botón Y Perder La Mitad De La Sangre De Su Cuerpo

Harper-Lee Farnthorpe, de dos años, murió trágicamente en Inglaterra después de tragarse una pequeña pila de botón, según ha informado el medio inglés «Daily Star». La niña comenzó a vomitar sangre en casa y, finalmente, murió en el hospital tras haber perdido la mitad de la sangre del cuerpo.

La familia cree que la pila pudo provenir de un mando a distancia para la tele. Stacey Nickin, su madre, contó en una declaración pública como sucedió el trágico incidente: «la niña almorzó con su hermana. Mi hija mayor estaba con ella y yo fui a trabajar», dijo. «Media hora después recibí una llamada de mi hija, dijo que había llamado a una ambulancia porque Harper-Lee estaba vomitando sangre». Su madre se apresuró a volver a casa solo para encontrar a los paramédicos en su casa.

Perdió La Mitad De La Sangre Del Cuerpo

Inmediatamente, en cuanto Harper comenzó a vomitar sangre, su hermana llamó a la ambulancia y Harper fue trasladada al Royal Stoke Hospital. Allí la pusieron hasta dos litros de sangre para compensar todo lo que estaba perdiendo, pero fue inútil.

Los médicos lucharon por salvar la vida de la pequeña y se la llevaron para una cirugía de emergencia, pero no hubo nada que hacer, la niña había perdido más de la mitad de la sangre de su cuerpo.

«La llevaron a cirugía y más tarde me dijeron que había fallecido durante la cirugía. Me dijeron que podría haberse tragado una pila de botón» contó su madre. «Cuando volví a casa, encontré un mando a distancia al que le faltaba una pila en la habitación de mi hija.

La Opinión De Los Médicos

La doctora Anna Piggot, pediatra del Royal Stoke Hospital, describió ante un juzgafo las lesiones de Harper: «Tenía la presión arterial alta y estaba pálida. Tenía sangre en la boca y había perdido la mitad de la sangre de su cuerpo. Además, había lesiones ulceradas en el esófago medio y una gran coágulo de sangre».

Todo eso causado por haber ingerido una pila de botón que la niña ya había expulsado pero cuyo «ácido se filtró y permaneció en su cuerpo» hasta causar todas esas lesiones. Finalmente, murió por una arritmia y por las complicaciones derivadas de una hemorragia.

«Estaba Llena De Vida»

En su declaración pública, la madre de la pequeña, Stacy, describió a su hija: «Harper-Lee estaba interesada en todo y se estaba desarrollando bien, no había preocupaciones con ella», dijo. «Estaba llena de vida y todos la queríamos» añadió. Pero tenía una «tendencia a meterse cosas en la boca».

Esto demuestra la peligrosidad de que los niños se metan cosas en la boca y por ellos las asociaciones de pediatría pides que se vigile de cerca a los niños y que no se deje nada que puedan tragarse a su alcance.

Estándar
Salud

Un Hombre Se Inyecta Un ‘Té’ Alucinógeno Y Le Crecen Hongos En La Sangre

Un hombre preparó un brebaje con hongos alucinógenos y lo inyectó en sus venas. Días más tarde, terminó en la sala de emergencias de un hospital con hongos creciendo en su sangre.

El paciente de 30 años buscaba aliviar los síntomas del trastorno bipolar y la dependencia de opioides, según publica la revista científica Journal of the Academy of Consultation-Liaison Psychiatry. Los miembros de su familia notaron que el hombre había dejado de seguir su tratamiento con los medicamentos recetados por profesionales y estaba «alternando entre estados depresivos y maníacos».

De acuerdo con el relato, el paciente encontró información en las redes que describían los efectos terapéuticos potenciales de los alucinógenos, como el LSD y los hongos psilocibios. Así, decidió hervir los hongos en cuestión y preparar una especie de té, el cual filtró antes de inyectar en su torrente sanguíneo.

En los días siguientes al insólito experimento, el hombre se volvió letárgico, comenzó a sentir náuseas y su piel empezó a ponerse amarilla. Pronto, desarrolló diarrea y pasó a vomitar sangre, detalla el informe.

En el hospital, al cual fue llevado por miembros de su familia que lo encontraron en un estado de confusión, su sangre dio positivo por una infección bacteriana con el microbio Brevibacillus y una infección por hongos Psilocybe cubensis. Es decir, el hongo mágico que se inyectó ahora estaba creciendo en su sangre, explicó Live Science.

El hombre estuvo 22 días internado, ocho de los cuales se los pasó en una unidad de cuidados intensivos. En el hospital, necesitó recibir tratamiento por fallo orgánico múltiple, ya que su hígado y sus riñones comenzaron a dejar de funcionar. Además, el hombre necesitó ser conectado a un ventilador mecánico debido a una insuficiencia respiratoria aguda.

Al ser dado de alta, luego de más de tres semanas de internación, el hombre necesitó someterse a un largo tratamiento con antibióticos y fármacos antimicóticos para combatir los efectos de los hongos en su organismo a largo plazo.

Estándar
Empleo

Jugó Más De 19 Horas Y Murió

noticias insolitasCHINA.- De no creer. Un joven chino murió luego de jugar por más de 19 horas consecutivas a un videojuego. Se trata de Wu Tai de 24 años que falleció en un cibercafé de Shanghái por su adicción al juego «World of Warcraft».

Según lo que informó el diario «Daily Mail», las imágenes tomadas por las cámaras del local se ve como el joven de repente empieza a toser y se desliza al suelo.

Un empleado del local ha declarado que el difunto tenía el semblante pálido y enfermo. «De repente le oí gemir, y al darme la vuelta, vi que se estaba tapando la boca con un pañuelo empapado de sangre», dijo el testigo.

La policía tiene que investigar para saber cuales son las causas de la muerte, y si realmente pasar tantas horas jugando es la verdadera causa.

Estándar