Deportes, Futbol

Insólita Batalla De Brujos En Un Partido De La Liga Ghanesa De Fútbol

noticias insolitasIB.- Es habitual que los equipos de distintos países de África convoquen brujos para mejorar su suerte y afectar la de los rivales. Es una práctica que incluso existe en América Latina, aunque quizás no tan extendida.

Pero lo normal es que los hechiceros trabajen a puertas cerradas, cuando no hay nadie en el estadio. Lo curioso de este caso, ocurrido en Ghana, es que estos profesionales del encanto hicieron su trabajo a minutos de que comenzara el partido.

Como si fuera poco, ambos equipos llevaron a su propio brujo. El conflicto era inevitable.

Durante algunos instantes cada uno hizo lo suyo, hasta que a uno no le gustó una técnica utilizada por su rival. Entonces comenzó una trifulca a la que se fueron sumando cada vez más personas. El partido jamás llegó a jugarse.

Anuncios
Estándar
Subastas

El Piloto Que Combatió Contra Los Nazis Junto A Su Osito De Peluche

noticias insolitasINGLATERRA.- Hasta hoy son muchos los objetos que portaban los soldados durante la Segunda Guerra Mundial para que les diesen suerte.

Éstos van desde balas que pasaron silbando cerca de sus cabezas en plena batalla, hasta muñecos para niños. Precisamente en esta última categoría se enmarca Beaumont, un osito de peluche propiedad del aviador Stephen Beaumont que estuvo en la cabina de su heroico dueño mientras este combatía contra los cazas nazis durante la Batalla de Inglaterra.

A pesar de que la historia de Beaumont había quedado olvidada bajo una gran cantidad de sucesos acaecidos durante la contienda, ahora salió a la luz gracias a la familia de su dueño.

Y es que, esta explicó que sacará este osito de peluche a la venta en las próximos meses por un mínimo de 10.000 libras (unos 14.000 euros) en una conocida casa de subastas británica. Así lo afirma, al menos, la versión digital del diario Daily Mail”.

Este militar llamaba la atención porque siempre iba acompañado en su cabina de un curioso compañero, un osito de peluche con el escudo real y las letras AM (Ministerio del Aire) cosidas en su pecho.

Afirmaba que le traía suerte. Así debió ser, ya que Stephen fue uno de los pilotos que sobrevivió a la contienda. Tanto él como el resto de sus compañeros entraron a formar parte de “Los pocos” (en alusión a la famosa frase que Churchill dijo sobre la RAF de “Nunca tantos debieron tanto a tan pocos”). Aquella contienda supuso todo un reto para los pilotos británicos, los cuales estaban sometidos a una gran tensión mental y dormían muy pocas horas debido a que tenían que estar siempre atentos a las emboscadas.

Estándar