Salud

Un Hombre Consigue Que Le Diagnostiquen «Llegatardismo»: La Enfermedad De La Impuntualidad

noticias insolitasSi siempre llegas tarde a los sitios cuando quedas con amigos o el jefe te echa demasiadas broncas porque no estás a tu hora en la oficina, tal vez ahora tengas un motivo para justificar tu impuntualidad. Al menos sí lo tiene el escocés Jim Dubar, que literalmente no es capaz de llegar a su hora en ninguna ocasión. Este hecho ha provocado que la vida de este hombre sea un auténtico caos, puesto que a causa de su impuntualidad ha sido despedido de muchos trabajos, ha estropeado posibles relaciones amorosas y ha perdido alguna que otra amistad.

Casi todos conocemos a alguien que tiene este mismo defecto, pero nunca se nos habría ocurrido que podría tratarse de una patología crónica. Al parecer, a Jim Dubar le han diagnosticado un trastorno que le impide llegar puntual a sus citas. Cuenta ABC que, según los resultados de las pruebas a las que fue sometidas, el cerebro de este escocés no es capaz de estimar cuánto tiempo trascurre desde que empieza a realizar una actividad, por lo que no puede calcularlo de forma precisa y, por lo tanto, no puede llegar a la hora acordada, a no ser que se produzca una casualidad.

«Una vez quedé con un amigo en que lo recogería a medio día para irnos de viaje y llegué cuatro horas tarde. Mi amigo estaba furioso porque perdimos el ferry que teníamos reservado», confiesa al diario Evening Telegraph. «En otra ocasión, otro amigo me invitó a comer y llegué más de tres horas tarde. Me he estado culpando toda mi vida por mi terrible impuntualidad ¿por qué no puedo llegar a tiempo a las citas? Ahora sé que es un trastorno y esto me ha aliviado mucho», añade este impuntual crónico.

Anuncios
Estándar
Salud

¡Increíble! Una Mujer Engorda, Pero Dormida

noticias insolitasREINO UNIDO.- Una mujer en Reino Unido comenzó a engordar. Lo curioso es que fue… dormida. Se trata de Kate Archibald, una universitaria británica de 20 años que misteriosamente empezó a subir de peso. Se dio cuenta de lo que sucedía al despertarse y encontrar comida en su cama. Al consultar con su médico de cabecera fue diagnosticada con una afección conocida como Trastorno de Alimentación Relacionado con el Sueño (TARS).

Este trastorno “consiste en un estado de sonambulismo que incluye comportamientos relacionados con deseos conscientes de una persona”, explicó John Winkleman, profesor asistente de psiquiatría de la Facultad de Medicina de Harvard, en Estados Unidos, en una nota periodística.

Se estima que la afección está íntimamente relacionada con el llamado síndrome del comedor nocturno. La diferencia es que están completamente despiertas y son conscientes de sus hábitos de comer compulsivamente, al contrario de las que padecen del TARS.

El Dr. Winkleman afirma que “ambas condiciones afectan a alrededor de un 5% de los adultos donde se ve una tendencia predominante en mujeres jóvenes” y continúa relatando una serie de patologías de sueño que pueden presentar estos pacientes como el Síndrome de Apneas-Hipoapneas del Sueño (SAHS), Síndrome de Movimientos Periódicos de Miembros (SMPM), Síndrome de Piernas Inquietas (SPI), narcolepsia y trastornos del ritmo circadiano, que es el que regula la vigilia y el descanso.

“Habitualmente, los que sufren este trastorno ingieren alimentos ricos en hidratos de carbono o tienen predilección por lo dulce. El problema es que hasta podrían cocinar sin darse cuenta, pudiendo quemarse y eso significa un alto riesgo”.

La periodicidad de estos despertares nocturnos para levantarse a comer puede variar. En la mayoría de los casos la frecuencia es bastante baja: una vez cada dos meses, pero en otros se puede producir hasta diez veces en una misma noche.

Estándar