Ciencia

Crean Una Inmunoterapia Que Destruye Las Células Tumorales Malignas Sin Afectar Al Resto

Investigadores de la Universidad McMaster (Canadá) han desarrollado una nueva y prometedora inmunoterapia contra el cáncer que utiliza células asesinas de cáncer modificadas genéticamente fuera del cuerpo para encontrar y destruir tumores malignos.

Estas células «asesinas naturales» modificadas pueden distinguir entre las células cancerosas y las sanas, que suelen estar entremezcladas en los tumores y sus alrededores, y destruir sólo las células objetivo.

«La capacidad de las células asesinas naturales para distinguir las células objetivo, incluso de las sanas que llevan marcadores similares, aporta una nueva promesa a esta rama de la inmunoterapia», explican los miembros del equipo de investigación en un artículo publicado en la revista iScience.

Este tratamiento experimental es una alternativa a la terapia con células T receptoras de antígeno quimérico, o CAR-T, que recibió la aprobación en 2017.

Las células T modificadas que se utilizan en la terapia CAR-T son muy eficaces contra algunos cánceres de origen sanguíneo, pero no pueden distinguir entre células cancerosas y no cancerosas, por lo que, aunque ofrecen importantes beneficios, no son aplicables de manera uniforme a todas las formas de cáncer. En pacientes con tumores sólidos, las células T pueden causar efectos secundarios devastadores, incluso letales.

El equipo responsable de la investigación quería un tratamiento con la misma potencia que las CAR-T, pero que pudiera utilizarse de forma segura contra los cánceres de tumores sólidos. Primero propagaron células asesinas naturales extraídas de la sangre de pacientes con cáncer de mama. Estas células desempeñan una función similar a la de las células T del sistema inmunitario.

A continuación, los investigadores las modificaron genéticamente para que se dirigieran a receptores específicos de las células cancerosas y probaron con éxito las células CAR-NK en el laboratorio con células tumorales derivadas de pacientes con cáncer de mama.

«Queremos ser capaces de atacar estos tumores malignos que han sido tan resistentes a otros tratamientos. La eficacia que vemos con las células CAR-NK en el laboratorio es muy prometedora y ver que esta tecnología es factible es muy importante. Ahora tenemos opciones mucho mejores y más seguras para los tumores sólidos», detalla la autora principal del trabajo, Ana Portillo.

«Estas células CAR-NK son un poco más inteligentes, en cierto modo, en el sentido de que sólo matan a las células enemigas y no a las buenas que casualmente tienen el mismo marcador. Estas células tienen un segundo pensamiento sobrio que dice: «Reconozco este objetivo, pero ¿es este objetivo parte de una célula sana o de una célula cancerosa? Son capaces de dejar en paz a las células sanas y matar a las cancerosas», añaden los autores.

Anuncio publicitario
Estándar
Salud

El Desesperado Pedido De Ayuda Del «Hombre Elefante»

noticias insolitasESTADOS UNIDOS.- Jeffrey Ortega tiene 26 años, reside en Deerfield Beach, Florida (EEUU), y tiene Síndrome de Proteus, una enfermedad congénita extremadamente rara que causa crecimiento excesivo de los tejidos y desarrollo anormal de los huesos. La condición también causa tumores en más de la mitad del cuerpo, y se cree que existen solo alrededor de 200 casos en el mundo con este síndrome, conocido también como enfermedad del Hombre Elefante, consigna The Huffington Post en su versión online.

La condición de Ortega fue evidente desde que era un bebé. Ha afectado sus piernas, particularmente sus pies, que son tamaño 16. Aunque en menor proporción, sus manos también han sido afectadas.

Desde que tenía 11 años no ha podido usar zapatos regulares, y los que se ponía eran tan grandes que los otros niños lo escupían y le decían que usaba los zapatos de su papá.

Ortega tiene años experimentando dolor físico y emocional. Y ya es tanto, que ha decidido tomar una solución extrema: amputar su pie izquierdo.

Jeffrey le explicó a Barcroft TV que luego de la amputación podría moverse mejor, caminar, y usar zapatos otra vez, pero que no cuenta con los recursos económicos necesarios para costear la operación.

La mamá de Jeffrey, Alicia Ortega, también ha sentido prejuicio por la condición de su hijo.

«Decidí mudarme a un apartamento con piscina, porque pensaba que si él estaba en una piscina podía mejorar los movimientos de su cuerpo. Cuando Jeffrey estaba en la piscina las personas no entraban. Si queríamos seguir viviendo en ese sitio teníamos que tener una carta donde dijera que su enfermedad no es contagiosa. Eso duele», explicó a Barcroft TV.

Hasta el momento a Jeffrey le han operado las piernas 11 veces, sin éxito, por lo que ha considerado la solución extrema de la amputación. Él dice que solo así podrá caminar otra vez, y no tendría que usar silla de ruedas.

Para recaudar fondos para su cirugía, que se estima cuesta alrededor de 40 mil dólares, Jeffrey creó una página de GoFundMe. El dinero recaudado le ayudaría con los gastos de la intervención quirúrgica, la prótesis, y las terapias físicas. Desde que comenzó su campaña, hace 14 meses, ha logrado recaudar cerca de $20,000 de los $42,000 que necesitaría.

«Aquí es difícil. Sobre todo una mujer sola, con un hijo. Pero siempre Dios ha puesto ángeles en nuestro camino. Siempre. Mi mayor deseo ahora es que algún buen corazón nos pueda ayudar con la amputación y su prótesis. Ese es nuestro mayor deseo», expresó su mamá.

Estándar