Sociedad

Un Hombre Marroquí Vende A Sus Dos Hijas Para Sacar Adelante Al Resto De Su Familia

noticias insolitasUn hombre marroquí salió a una plaza de la ciudad de Taza, ubicada al norte de Marruecos, con un cartel colgado en el pecho que decía «Vendo a mis dos hijas».

El sujeto explicó que tomó tal medida para poder sacar adelante a su esposa y otros dos de sus hijos. El video circula en YouTube.

Este padre marroquí es un vendedor ambulante de frutas y verduras, quien se encuentra harto de que la policía le confisque sus mercancías una y otra vez o le destroce su carromato. Por esta razón, salió a la plaza con su esposa y sus dos hijas pequeñas de 1 y 2 años de edad.

Envuelto en una bandera marroquí, el vendedor protestó por las continuas humillaciones, y dice que solo vendiendo a sus hijas podrá sacar adelante al resto de su familia.

Su esposa, presente en el lugar, aclaró que el cartel «sólo es un lema», y que, desesperados por no poder traer leche ni pañales para sus hijas, tuvieron que vender los pocos enseres que tenían en casa para salir adelante.

La historia, que hace varios días circula en las redes sociales, fue divulgada hoy por el sitio web telquel.ma.

Este hecho recuerda el caso del vendedor ambulante tunecino Mohamed Buazizi, quien se quemó vivo por las continuas humillaciones policiales y dio origen a la llamada «Primavera árabe».

Estándar
Biología

Un Perro «Policía» Fue Jubilado Tras Tener Dos Incidentes

noticias insolitasESTADOS UNIDOS.- Un perro de policía fue fue echado de su «trabajo» tras protagonizar dos incidentes: mordió a un oficial en noviembre y la semana pasada atacó a un vendedor de dónuts.

Renzo, un pastor belga de 4 años de edad, fue liberado de su servicio público en la Coconut Creek después de estar involucrado en dos incidentes graves.

En noviembre, el perro mordió a un policía mientras rastreaban a un presunto delincuente. Pese a esa amonestación, Renzo volvió a reincidir la semana pasada cuando se lanzó contra un vendedor de dónuts.

El incidente que le costó el puesto a Renzo ocurrió cuando acompañaba al agente Carl DIBlasio para reunirse con un sargento. El punto de encuentro fue una tienda de dónuts.

El animal se encontraba dentro del vehículo oficial cuando el sargento se acercó a saludarlo. Tras jugar un par de minutos, Renzo se lanzó contra el oficial, pero al momento de ser separado por DiBlasio, el perro rebelde mordió a un empleado del lugar que se encontraba cerca.

Afortunadamente Renzo fue jubilado y ahora vivirá con su ex colega, el agente DiBlasio.

Estándar